PATENTES DE SOFTWARE I

 

PATENTES DE SOFTWARE I 

LA SITUACIÓN EN ESTADOS UNIDOS

Hasta hace relativamente poco, las patentes de software en los Estados Unidos representaban casi la mitad de todas las patentes de servicios públicos dadas por la USPTO. Concretamente, el desarrollo de un caso de la Corte Suprema de EE UU del año 2014, el denominado Alice v. CLS Bank, supuso el cierre de la puerta a esta práctica tan habitual.

Tal fue la importancia de esta decisión que, del mismo modo, las patentes de software emitidas antes de la misma han sido anuladas por los tribunales considerándose como inválidas; permitiéndose únicamente un pequeño número de patentes de software de utilidad a expensas de argumentos matizados. Sin embargo, existe una variedad de métodos cuando se usan en combinación que posiblemente pueden brindar una protección legal más amplia con numerosas ventajas prácticas para la industria del software.

La estrategia implica dividir el software en niveles y proteger cada nivel de manera diferente, aprovechando la legislación federal recientemente aprobada que protege a una empresa a nivel nacional y en el extranjero. De hecho, la mayor parte de los software se puede dividir en varios niveles, incluida una interfaz de usuario, interfaces de programación de aplicaciones (API), algoritmos y estructuras de datos. Veamos, pues, cada uno por separado:

  • Nivel uno: interfaz de usuario.

El nivel uno hace referencia a cómo el usuario interactúa con el programa. Por lo que, parece obvio que el éxito de la mayoría del software dependa de la estética de su interfaz de usuario, es decir, cómo se muestra.

Se puede utilizar una patente de diseño para proteger el diseño de la interfaz de usuario lo que proporciona una clara ventaja sobre la protección exclusiva del código fuente, ya que el código fuente se puede redactar fácilmente de varias maneras diferentes para lograr el mismo aspecto o uno similar.

  • Nivel dos: API

El nivel dos hace alusión a cómo otro programa utiliza el software. La API puede estar protegida por dos áreas legales, en donde una de esas áreas hace referencia a los ya mencionados derechos de autor según una decisión de 2014 del Circuito Federal, Oracle America Inc. v. Google Inc; mientras que la otra área implica el secreto comercial. Sin embargo, debido a que las API generalmente no exponen el programa sustantivo subyacente y algunas partes de un envío de derechos de autor pueden estar redactadas, registrar una API en la oficina de derechos de autor es una buena estrategia.

  • Nivel tres: algoritmos y estructuras de datos

El nivel tres abarca las características fundamentales del software. Este nivel puede estar protegido por la ley de secretos comerciales. De hecho, en el año 2016, se aprobó la Ley de Defensa de Secretos Comerciales (DTSA) dando una causa civil de acción en un tribunal federal por violaciones de secretos comerciales. Anteriormente, las acciones de secretos comerciales se regían por leyes estatales variadas e inconexas, sin embargo, con la aprobación de la DTSA se permite a los propietarios de software demandar a los infractores nacionales y extranjeros, a la vez que brinda protección instantánea a los secretos comerciales debidamente guardados.

Además, al proteger el algoritmo subyacente, los propietarios de software obtienen una protección más amplia sobre la funcionalidad en lugar de simplemente proteger el código fuente escrito de forma restringida. No obstante, no debemos obviar el hecho de que para proteger adecuadamente un secreto comercial, las empresas deben utilizar acuerdos de no divulgación cuidadosamente redactados, controlar el acceso a sus programadores y limitar la cantidad de tiempo que los documentos electrónicos permanecen activos después de la transmisión.

Ahora bien, una vez hemos visto a grosso modo las patentes del software en Estados Unidos, debemos tener en cuenta que, actualmente, los tribunales de EEUU continúan aprobando patentes de software, en donde los patrones en lo que se basan la apropiación por parte de los tribunales muestran qué tipos de software tienen más probabilidades de obtener una patente y éstas incluyen:

  • Tecnología de redes
  • Interfaz de usuario
  • Interfaz de control de la máquina
  • Cifrado
  • Bases de datos
  • Búsqueda de internet

¿Por qué son importantes los ejemplos de patentes de software?

Cabe destacar que una patente de software no es un tipo especial de patente, sino que las patentes de software son patentes regulares, pero en lugar de inventar una máquina o una fórmula química, protegen un programa de ordenador.

Y, evidentemente, no todo el software puede recibir una patente. De hecho, para obtener la patente el software debe cumplir con ciertos estándares, los cuales provienen de la Oficina de Marcas y Patentes de los Estados Unidos (USPTO) y de fallos de la Corte Suprema sobre casos de patentes. Además de que, lejos de lo que podamos haber apreciado a priori, lo cierto es que averiguar si el software cumple con los estándares de «materia patentable» es difícil, más incluso que con otras invenciones. Razón por la cual no es de extrañar que las patentes de software hayan atraído tanto enfoque legal.

¿Por qué patentar software?

Muchas empresas emergentes crean software para ejecutar sus negocios y quieren saber si su software puede ser objeto de protección a través de una patente. Y lo cierto es que en muchas ocasiones la respuesta a esta cuestión tiene que hacer frente a numerosos obstáculos ya que no existe una respuesta única sobre si un software cumplirá con los estándares de una patente. A lo que hay que añadir que tampoco existe una forma mágica de hacer que su aplicación garantice que su software  vaya a obtener una patente.

Sin embargo, los estándares existen. De hecho, ya hemos hecho alusión al principio que en 2014, la Corte Suprema falló en un caso (Alice Corporation Pty. Ltd. contra CLS Bank International, et al., Generalmente abreviado como «Alice») que cambió los estándares de patentes.  Tanto a la Corte Suprema como a la Corte de Apelaciones del Circuito Federal de los Estados Unidos son partidarias de definir las invenciones tecnológicas de manera específica y estas definiciones suelen contener algún tipo de máquina o hardware, aunque el software no siempre necesita hardware para ser una invención única. Sin embargo, el software que afecta al hardware suele tener más suerte en las solicitudes de patentes.

Con el paso de los años, la USPTO ha creado mejores definiciones para las patentes de software en dos documentos:

El primero, el de Orientación provisional de 2014 sobre la elegibilidad de la materia objeto de la patente y el segundo hace referencia a la actualización de julio de 2015 la cual contiene ejemplos de software que podrían patentarse. Aunque utiliza software hipotético para sus ejemplos, crea una guía para los inventores y abogados que solicitan patentes de software.

Oposición de patentes de software

No obstante, existen algunas personas que consideran que las patentes de software no son una buena idea. De hecho, hay quienes consideran que el permitir o fomentar la existencia de este tipo de patentes desembocará en la creación de muchos «programas incorrectos”.

Una idea en contra de las patentes de software es que el software cambia rápidamente. Y, aunque esta afirmación sea en parte cierta dada la volatilidad y los sucesivos cambios tecnológicos, en realidad, algunos de los programas de software más conocidos existen desde hace varias décadas. De hecho ls empresas actualizan el software para mejorarlo, pero no lo reinventan.

Otro argumento en contra de las patentes de software es que la gente seguirá inventando diferentes software incluso sin patentes. Aunque, a nadie le puede extrañar que cuando las grandes empresas invierten millones de dólares en investigación y desarrollo de software, quieran poder patentar sus hallazgos. Y, a pesar de que, las leyes de derechos de autor y secretos comerciales pueden proteger cierto software, éstas no ofrecen la misma protección que ofrece una patente.

No obstante, a pesar de estas críticas, lo cierto es que los casos judiciales no han dictaminado que el software no se pueda patentar; a pesar de que los detalles sobre cómo patentar software todavía son confusos.

Lo que sí sabemos es que no se pueden patentar algoritmos, códigos o fórmulas matemáticas, se puede registrar su código con derechos de autor, pero no se puede patentar al igual que tampoco se puede patentar las piezas que componen el software, lo que se puede patentar es el proceso en sí. Ahora bien, destacamos que las patentes de software relacionadas con la tecnología tienen más posibilidades de ser aprobadas y las áreas que tienen más éxito incluyen:

  • Redes o networking
  • Trabajos de diseño que utilizan los ordenadores
  • Interfaz de usuario (incluida una interfaz de usuario que le permite controlar una máquina).
  • Diferentes tipos de software pueden realizar aplicaciones similares.

No obstante, para averiguar cómo patentar el software, debemos buscar otro software similar; este hecho ayudará a identificar lo que es único en el software. Luego, no es de extrañar que algunos programadores de software piensen en los requisitos de las patentes e investigen software similar antes de terminar de crear el suyo.

Casos relevantes de patentes del software

  1. A principios de 2016, el principal tribunal de patentes de la nación tuvo que hacer frente a innumerables apelaciones de patentes de software que el precedente de Alice (al que ya hemos hecho referencia con anterioridad) impugnó. El único caso en el que Federal Circuit panel falló a favor del titular de la patente de software fue DRR Holdings v. Hotels.com. Los jueces de la Corte de Apelaciones de los Estados Unidos para el Circuito Federal encontraron tres casos adicionales en los que pensaron que las patentes de software no estaban validadas correctamente.
  2. Enfish LLC contra Microsof: Enfish Corporation fue fundada en 1993 en California por un ejecutivo anterior de Gemstar, que buscaba una forma más inteligente de ordenar y rastrear archivos, correos electrónicos y otros datos. En 2000, la fundadora de Enfish, Louise Wannier, apareció en Los Angeles Times y la empresa tenía 45 empleados más 20 millones de dólares en capital. Incluso con eso, no fue rentable. La compañía tenía una herramienta de búsqueda de escritorio y otros productos que tenían buenas críticas en PC World, y eso resultó en que más de 200,000 usuarios los descargaran. Esto aún no fue suficiente y Enfish cerró en 2005, aunque las patentes de Enfish continuaron vigentes. Posteriormente, en 2012, Wannier estableció Enflish LLC y demandó a algunas grandes empresas de software, incluidas Sage Software, Microsoft, Fiserv y Jack Henry. & Asociaciones e Inuit. La demanda declaró que Microsoft infringió dos de sus patentes con su .NET Framework. Sin embargo, el tribunal de distrito no estuvo de acuerdo y afirmó que una tabla era solo una tabla. El uso de términos como «indexación» y «memoria no contigua» no fueron suficiente para salvar las patentes de Enfish. No obstante, en 2016, tomando como referencia los casos de de Alice y Bilski las cinco solicitudes de patente volvieron a ser elegibles y el caso se envió al tribunal inferior para volver a ser estudiado.
  3. McRO v. Bandai Namco Games America: McRO, o Planet Blue, fue fundada por Maury Rosenfield en 1988, un diseñador de efectos visuales y gráficos por computadora que trabajó para estrellas como Max Headroom y en programas como «Star Trek: The Next Generation» y «Pee Wee’s Playhouse». Su empresa fue contratada para varios negocios de videojuegos para trabajar en proyectos de animación y sincronización de labios, pero hubo una pelea en algún momento.En 2012, Planet Blue demandó a más de una docena de grandes empresas de videojuegos, incluidas Sega, Disney y Sony. Algunas de estas empresas eran clientes de Rosenfield antes de que él presentara las demandas. Las quejas decían que las empresas infringieron dos de sus patentes relacionadas con la forma en que animaba a los personajes de sincronización de labios. El juez no falló a su favor, diciendo que mientras él las inventó, eran ideas abstractas, por lo que sus patentes no eran vá Las patentes habrían venido antes que cualquier técnica de sincronización de labios que utilizara un enfoque de metamorfosis basado en reglas.

Ejemplos de patentes de software del mundo real

Finalmente, vamos a destacar dos ejemplos actuales de patentes del software, el primero es el de Amazon One-Click (Patente de EE. UU. No. 5,960,411) el cual permite a los compradores de Internet evitar el carrito de compras en línea, de tal manera que si los usuarios tienen guardada su información de pago, facturación y envío, pueden comprar algo con un solo clic y el ejemplo de Cadtrak XOR (Patente de EE. UU. No. 4,197,590) el cual se ocupa de mostrar imágenes que se han almacenado en la memoria.

Fuentes utilizadas:

https://www.upcounsel.com/software-patent-examples

 

SI QUIERES SABER MÁS SOBRE EL SOFTWARE, TE RECOMENDAMOS:

¿QUÉ ES EL SOFTWARE?

PROTECCIÓN LEGAL DEL SOFTWARE 1

PROTECCIÓN LEGAL DEL SOFTWARE 2

PATENTES DE SOFTWARE 1

PATENTES DE SOFTWARE 2