EL CONTRATO DE LICENCIA DE VIDEOJUEGOS PARTE 1.

CONOCE EL CONTRATO DE LICENCIA DE VIDEOJUEGOS

 

Desde hace ya algún tiempo, la industria del videojuego ha ido adquiriendo popularidad. Las grandes compañías, junto con los pequeños estudios y la audiencia, han hecho que tengamos un sector lleno de creaciones del gaming y de los eSports que atraen a cualquiera. A partir de este artículo y al igual que hicimos en el de las licencias de videojuegos, nos centraremos en aquellos videojuegos de licencia, un boom que cada día tiene más y más aliados.

Estos videojuegos de los que hablamos son aquellos en los que existen dos partes un licenciante y un licenciatario, el cual, a cambio de una contraprestación, normalmente económica, puede usar el videojuego durante un periodo de tiempo pactado o determinado.

Gracias a estos contratos, ambas partes obtienen un beneficio, haciendo que el titular del videojuego gane popularidad y capitalice lo creado. El problema de estos videojuegos es que en muchas ocasiones han dejado de un lado la calidad de los mismos, centrándose únicamente en ganar y ganar dinero. Sin embargo, al ser los propios jugadores quienes deciden el futuro del videojuego, estas prisas pueden terminar por extinguir el título, ya que, si todas las opiniones son malas, el público restante no se interesará por el videojuego.

Por otro lado, si un videojuego es bueno y se licencia su uso o su explotación, ello no lo convierte en inatacable, pues también puede sufrir problemas legales, ya que estos contratos no suelen ser por un tiempo indefinido. Por esta razón y con el fin de que haya un equilibrio, en España se han planteado limitar las cajas de botín con la imposición de nuevos gravámenes y con la obligatoriedad del uso de licencias. Esta decisión, también la ha aplicado China durante este 2021, aunque ya había estado presente en 2018.

La búsqueda de este control sobre las cajas de botín se debe a que varios estudios científicos han demostrado como éstas pueden afectar negativamente a la salud de los más jóvenes, equiparándolo con la ludopatía que muchos de estos sufren con las apuestas.

¿QUÉ COMPONENTES DEL VIDEOJUEGO QUEDAN PROTEGIDOS POR PROPIEDAD INTELECTUAL?.

Los derechos de autor relacionados con los videojuegos están a la orden del día, y es que hemos pasado de comprar videojuegos a adquirir licencias de uso del mismo durante un periodo de tiempo limitado. Debemos señalar, que en algunos países la propiedad intelectual está formada por los diferentes activos, incluyendo las marcas. Esto en España no sucede, pues tenemos diferenciados el contenido de la Propiedad Intelectual (derechos de autor) con la Propiedad Industrial (marcas, patentes…).

Cuando hablamos de videojuego, en algunas ocasiones podemos hablar de obra multimedia, entendiendo por ésta aquella que es creada por un ordenador que se reproduce por un soporte digital u otro medio, con la que interactúas y en la que hay elementos de distintos tipos (musicales, artísticos, narrativa, imágenes…).

 

EL USO DEL SOFTWARE

En el caso del uso del software, nos tenemos que remitir al Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley de Propiedad Intelectual. Más concretamente a los artículos 95 y siguientes, en donde se reconoce que el autor del programa sin perjuicio de otros derechos como pueden ser los de la Propiedad Industrial, podrá ostentar derechos de autor, siempre y cuando cumpla con el requisito de originalidad, ostentando derechos de explotación, salvo lo establecido en el artículo 100 del mencionado Texto Refundido de la Ley de Propiedad Intelectual en donde destaca:

  • La realización de una copia de seguridad si tienes el derecho a utilizar el programa.
  • El autor, salvo pacto en contrario, no podrá oponerse a que el cesionario titular de sus derechos de explotación realice o autorice realización de versiones sucesivas de su programa ni de los derivados del mismo.

Además de estos dos párrafos, el Texto Refundido de la Ley de Propiedad Intelectual tiene otras estipulaciones que os invitamos a que las leáis. Al finalizar el presente artículo en el apartado de fuentes utilizadas os encontraréis el enlace pertinente.

 

LOS TÉRMINOS BÁSICOS DEL CONTRATO DE LICENCIA.

CONTRATO LICENCIA VIDEOJUEGOS

 

El contrato de licencia de videojuegos está presente en la mayoría de ellos por lo que es importante que leas las condiciones de uso del propio videojuego cuando lo hayas adquirido o comprado.

Este acuerdo está pactado entre el titular del desarrollo del software del videojuego y el usuario final, por lo que los términos y las condiciones afectarán a su uso, estableciendo prohibiciones y derechos a cada una de las partes. El concepto técnico de este modelo de contratos es el de EULA, es decir, licencias de uso de videojuegos correspondientes al usuario final.

En este modelo de contratos, aparecerán cuestiones relativas a la Propiedad Intelectual e Industrial, el objeto del mismo, la responsabilidad, la duración del contrato o los derechos y obligaciones correspondientes a cada usuario. Sin embargo, somos conscientes de que nadie o casi nadie se lee estos términos y condiciones, normalmente por pereza, ya que suelen ser bastante largos y liosos, por lo que únicamente los aceptas, sin tener ni idea de qué acabas de aceptar y de cómo te puede afectar.

Aceptar estos términos y condiciones, sin haberte leído tan siquiera el encabezado, es un error muy grave que puede propiciar en futuros problemas jurídicos.

Los términos básicos del contrato de licencia de videojuegos suelen ser bastante restrictivos, en tanto en cuanto se centran en la industria del gaming, no saliéndose de esto último que acabamos de decir. Pero claro, el sector de los videojuegos es muy amplio, por lo que dependiendo incluso de qué videojuego y a qué empresa pertenezca, los términos y las condiciones variarán.

Estos términos y condiciones representan un tipo de contrato en concreto denominado contrato de adhesión, por el cual, con solo pinchar en la casilla de acepto, asumes todos los derechos y obligaciones pertenecientes a ese acuerdo.

El problema que suscitan estos términos y condiciones es que si no los aceptas no se celebra el contrato de licencia del videojuego y, por tanto, no podrás disfrutar del videojuego, pues no se instalará. Es decir, tienes que aceptar esos términos y condiciones de manera que te comprometes a haberlos leído y entendido, cosa que no sucede en la mayoría de las ocasiones. En nuestra opinión, reiteramos la importancia de saber qué es lo que hemos aceptado, teniendo para ello que haber leído todos los términos y condiciones que se nos exigen asumir.

 

 

Si aún así sigues pensando que es muy largo y te dé pereza, hay aplicaciones que te permiten descubrir cuáles son las partes más importantes del tedioso conjunto de términos y condiciones. Un ejemplo de esto último es el programa EULZLyzer, el cual te resalta cuáles son las partes más importantes de todo el contrato de adhesión.

Además, si el videojuego es comprado en soporte físico, tienes también los términos y las condiciones en la propia caja donde venga. Ojo, hay un modelo de contratos denominados shrinkwrap contracts, los cuales vienen en un plástico sellado.

Si es así, no tienes más que abrir el envoltorio y leer los términos y condiciones. Este plástico suele venir también acompañado de las instrucciones del propio videojuego.

Por otro lado, también puede ser que tengas clickwrap agreements, en donde tras introducir el videojuego e iniciar la descarga o instalación, tendrás que aceptar las condiciones y los términos antes de que complete el 100% de su instalación.

Igualmente, también tenemos las licencias browsewrap agreements, en donde tácitamente las aceptas, pues tu no llegas a clicar nada, simplemente al ir a instalar o comenzar la partida se da por hecho de que las aceptas (presuntamente).

 

Por último, me gustaría nombrar algunas de las cláusulas o de los términos más frecuentes en cualquiera de estos contratos. Será en la parte II relacionada con el contrato de licencia de videojuegos en donde veremos ejemplos relacionados con la materia.

  • Concesión de la licencia, no se adquiere la propiedad, meramente se licencia el uso del juego.
  • Uso permitido, en donde se establece los derechos que obtienes de utilización.
  • Uso no autorizado, es decir, las prohibiciones que puede haber, relacionadas con el contrato de licencia de videojuegos.
  • Contenidos generados, derechos y obligaciones.
  • Servicio de asistencia.
  • Recogida de información del usuario y de las partidas.
  • Duración temporal.
  • Garantía limitada y responsabilidad.
  • Legislación aplicable.
  • Resolución de conflictos.
  • Actualización de los términos y de las condiciones.

 

LA PROBLEMÁTICA DEL DELISTING

Cuando hacemos alusión al término delisting, nos estamos refiriendo a un gran problema al que se enfrenta la industria del gaming diariamente. Concretamente estamos aludiendo a la desaparición de distintos videojuegos.

Debemos de tener claro que, con la introducción de la tecnología y la innovación, esta problemática tiende a desaparecer y es que resulta mucho más sencillo actualmente adaptar a las distintas plataformas un videojuego que hace años. No debemos olvidar, que, si el videojuego está en un formato y lo quieres pasar a otro, debemos de tener en cuenta todos los derechos y las obligaciones que pierdes o adquieres con esta transformación.

Si eres partícipe de esta transformación por ser el titular del videojuego y tienes dudar de cómo hacerlo desde una perspectiva legal, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, ¡resolveremos tus dudas!.

 

EL FUTURO DE LOS VIDEOJUEGOS DE LICENCIA

Tal y como prevemos, la industria de los videojuegos continúa con su crecimiento, así que no cabe dudas de que los contratos de licencia de videojuegos también estarán en auge en el futuro más cercano y también, en el más lejano. Esto se debe a que muchos de los videojuegos que tienen licencias se lanzan en los dispositivos móviles inteligentes, por lo que ya no hablamos meramente de las habituales consolas en las que todos hemos disfrutado de nuestros videojuegos.

Actualmente, este boom del sector de los videojuegos trae consigo novedades, por lo que quizás la problemática del delisting sea cosa del pasado o incluso del presente, pero ya no del futuro. Las empresas están concienciadas en que es una industria que debemos de cuidar, pues mueve millones y millones al año. De igual modo, los propios usuarios están comprometidos con cooperar con la tendencia de desarrollo de este sector.

Pero es que, además, a la lucha se suman también los propios gobiernos, capaces de crear normativas que impongan gravámenes a las cajas de botín o que obliguen al uso de licencias específicas.

Sea como fuere, la industria de los videojuegos debe ser entendida desde una perspectiva positiva, como medio para entretenernos, para quitarnos el estrés e incluso como soporte de la cultura.

 

ARTÍCULOS RECOMENDADOS Y FUENTES UTILIZADAS

Además de esta publicación, ya hemos analizado las contratos de licencias de uso de videojuegos en otras ocasiones.

Las licencias de los videojuegos.

Obras multimedia, videojuegos.

EULA: Licencias de videojuegos 1.

Derecho de los videojuegos.

Videojuegos indies, ¿qué son?

Electronic Arts: Videojuegos.

 

Si te has quedado con las ganas de saber más sobre los acuerdos de licencias de videojuegos, ¡no dejaremos de sorprenderte!

Habrá nuevas publicaciones relacionadas con la materia, que abarcarán las cláusulas de estos contratos, así como su vinculación con la industria del gaming y varios ejemplos. ¡Suscríbete a nuestra web y te llegarán directamente todas las novedades a tu correo electrónico!

 

Las fuentes utilizadas para este artículo son las siguientes:

conoce las mejores novedades de videojuegos 

 

 

error: Content is protected !!