PARTY LIKE A ROCK STAR: E.S.S. V. ROCK STAR VIDEOS

Party Like a Rock Star: ESS v. Rock Star Videos pone de manifiesto cómo la industria de los videojuegos es una de las más castigadas desde la perspectiva de la propiedad intelectual e industrial. En este caso sería el Tribunal de Apelaciones de los Estados Unidos, Noveno Circuito, en resolver la disputa planteada por ESS Entertainment 2000, Inc. como demandante y apelante frente a Rock Star Videos, Inc., MMM Rockstar Games, Inc. y Take-Two Interactive Software, Inc. como demandados y apelados.

PARTY LIKE A ROCK STAR: E.S.S. V. ROCK STAR VIDEOS: LAS PARTES

Rockstar Games, Inc. (en adelante, «Rockstar»), es una empresa subsidiaria perteneciente en su totalidad a Take-Two Interactive Software, Inc. la cual se dedica a la fabricación y distribución de la gran serie de videojuegos Grand Theft Auto, incluyendo el magnífico título del gaming, San Andreas. La serie es conocida como consecuencia de su humor irreverente, así como por sus comentarios y acciones groseras, por la violencia y el sexo.

Cada título de la serie del gaming se reproduce en distintas ciudades, concretamente dentro de los suburbios más reales urbanos de los Estados Unidos. Los juegos siempre incluyen un índice en el que se menciona el porcentaje de violencia y otros puntos a tener en cuenta que son valorados con sistemas de clasificación como es el caso de PEGI. En el videojuego, los jugadores controlan a los personajes principales del juego, los cuales tienen que desarrollar y completar los misiones en una pantalla de vídeo.

La trama se desarrolla a lo largo distintas misiones las cuales tienen que se cumplidas por cada jugador, habiendo pasado por miles de lugares, como pueden ser desde calles hasta supermercados. En correlación con lo anterior y con el tono de la serie, San Andreas permite el jugador experimentar una versión de la cultura gánster.

Entre otras ciudades, se encuentran Los Santos, San Fierro y Las Venturas, las cuales se basan en Los Ángeles, San Francisco y Las Vegas, entre otros territorios.

OTROS DATOS

Rockstar ha desarrollado en dichas ciudades, distintos establecimientos como licorerías, lugares donde comprar munición, casinos, casas de empeño, salones de tatuaje, bares y clubes de striptease. Los nombres de las marcas, negocios y otros lugares de los videojuegos han ido adaptándose a cada título del gaming. Adicionalmente, también hay bandas que recorren las calles habitadas en donde hay prostitutas y traficantes de drogas, así como disparos continuos.

El videojuego es muy real ya que, para su creación, los artistas fotografiaron los negocios, calles y otros lugares de la ciudad, lo que significó que a partir de las imágenes dibujaran el mundo ficticio de cada uno de los videojuegos.

Por su parte, ESS Entertainment 2000, Inc. es una de las empresas que explota uno de los clubes de striptease, en el que las mujeres bailan desnudas. ESS Entertainment alegó en el escrito de demanda que la representación que hace Rockstar del club de striptease llamado Pig Pen infringía su marca y su imagen comercial asociada al Play Pen. El logotipo del Play Pen consiste en las palabras, unidas a la frase Totally Nude, con una silueta de una bailarina desnuda en la P de la primera palabra.

ESS Entertainment no tiene un patrón físico o plantilla precisa para su logotipo, sino que distintos artistas dibujan la silueta desnuda del logotipo de Play Pen en cada representación, existiendo, por tanto, varias versiones en las que no contienen las siluetas desnudas.

PARTY LIKE A ROCK STAR: E.S.S. V. ROCK STAR VIDEOS: EL USO LEGÍTIMO

En abril de 2005, ESS Entertainment interpuso acción de violación de la marca subyacente en el Tribunal de Distrito frente a Rockstar. ESS Entertainment presentó cuatro demandas.

La primera, por infracción de la imagen comercial y competencia desleal de conformidad con el artículo 43(a) de la Ley Lanham; en segundo lugar, competencia desleal en virtud de los artículos 17200 y siguientes del Código de Negocios y Profesiones de California; en tercer lugar, el artículo 14320 del Código de Negocios y Profesiones de California y en cuatro lugar, competencia desleal en virtud del derecho común de California.

El eje fundamental de la demanda de ESS Entertainment se centra en que Rockstar ha usado el logotipo distintivo y la imagen comercial de Play Pen sin la autorización debida, creando confusión en los consumidores en lo que se refiere a si ESS Entertainment ha sido respaldado o si está asociado con el vídeo en concreto.

Por su parte, Rockstar solicitó un juicio sumario sobre todas las reclamaciones de ESS, argumentando que las defensas afirmativas de uso justo nominativo y de la Primera Enmienda le amparaban contra tales hechos. También alegó que el uso de la propiedad intelectual de ESS no infringía la marca de la compañía por no crear confusión alguna entre los consumidores.

 

ARGUMENTOS DEL TRIBUNAL DE DISTRITO

El Tribunal de Distrito rechazó la defensa nominativa de uso justo de Rockstar, concediendo el juicio sumario en virtud de la defensa de la Primera Enmienda. Sin embargo, el Tribunal de Distrito no valoró el fondo de la reclamación de la marca, por cuanto lo consideró innecesario. Rockstar argumenta que tiene derecho a ambos argumentos como consecuencia de la doctrina del uso legítimo nominativo y también, de la primera enmienda.

La doctrina del uso legítimo nominativo proviene de otros pleitos, entre ellos, Playboy Enters, Inc. v. Welles, mediante la cual se protege a quienes usan deliberadamente la marca o imagen comercial de otro con fines de comparación, crítica o punto de referencia.

Sin embargo, en el presente pleito, la marca Pig Pen no es idéntica a la marca Play Pen del demandante. El no utilizar Rockstar el logotipo de la marca para describir el club de striptease de ESS, el Tribunal de Distrito mantuvo que la alegación del uso justo nominativo no resultaba de aplicación en este caso.

 

PARTY LIKE A ROCK STAR: E.S.S. V. ROCK STAR VIDEOS: EL CRITERIO

En lo referente al derecho de marcas y Primera Enmienda, considera su señoría que se debe aplicar el criterio del Segundo Circuito, lo que ya resultó de aplicación en el caso Rogers v. Grimaldi mediante el cual se ha mantenido que los tribunales puedan interpretar la Ley Lanham para aplicarla a aquellas obras artísticas que producen confusión en el consumidor, superando el interés público la libre expresión.

Es decir, para que resulte de aplicación lo anteriormente mencionado, es necesario que al menor la marca tenga relevancia artística, induciendo explícitamente a error al consumidor. Esta prueba se aplica tradicionalmente a aquellos usos de marca en el título de una obra artística, también se puede expandir al cuerpo de la obra.

En cuanto al segundo criterio, el Tribunal de Distrito hizo una matización importante, por cuando meramente observaron un único indicio. Si el elemento necesario en cada caso de marca comercial vicia una defensa de la Primera Enmienda, ésta no proporciona ninguna defensa.

Las objeciones de ESS Entertainment, aunque precisas desde el punto de vista fáctico, no encuentran sustento alguno desde la perspectiva legal y ello por cuando sólo el uso de una marca comercial que no tiene ninguna relevancia artística con la obra subyacente no debe ser protegida mediante la Primera Enmienda. Dicho de otra manera, el nivel de relevancia debe ser superior a cero, y en este caso, no lo es.

Play Pen tiene poca significancia a nivel cultural, aunque esto puede aplicarse a cualquiera de los establecimientos individuales que aparecen en el videojuego. E igualmente, también resulta de aplicación en los barrios urbanos, si bien, para Rockstar, al tener todo lo que lo caracteriza, se convierte en relevante desde la perspectiva de la compañía. Por consiguiente, es la única manera, y desde la perspectiva jurídica la única razonable, de recrear una masa crítica de los negocios y edificios que lo constituyen.

En este contexto, se llega a la conclusión de que incluir un club de striptease de aspecto similar al Play Pen tiene, en efecto, como mínimo, cierta relevancia artística.

ESS también argumenta que el uso de Pig Pen por parte de Rockstar induce explícitamente a error en cuanto a la fuente o el contenido de la obra. Este aspecto de la prueba apunta directamente a la finalidad del derecho de marcas, a saber, evitar la confusión en el mercado permitiendo al titular de una marca impedir que otros engañen a los consumidores para que compren un producto que creen erróneamente que está patrocinado por el titular de la marca.

LA CUESTIÓN RELEVANTE

La cuestión relevante, por tanto, es si el Juego confundiría a sus jugadores haciéndoles creer que el Play Pen está de alguna manera detrás del Pig Pen o que patrocina el producto de Rockstar. Para responder a esta pregunta, se ha tenido en cuenta la observación desarrollada en MCA Records de que el mero uso de una marca comercial no puede bastar para que dicho uso sea explícitamente engañoso.

Tanto el videojuego San Andreas como el Play Pen ofrecen una forma de entretenimiento basada en la violencia, en el sexo y en las drogas, por lo que no tienen similitud entre los títulos.

El juego de San Andreas no es complementario del Play Pen; los videojuegos y los clubes de striptease no van juntos como un caballo y un carruaje o, para no variar, el amor y el matrimonio. Por tanto, nada parece indicar que el público comprador hubiera creído razonablemente que ESS Entertainment producía el videojuego o, para el caso, que Rockstar operaba un club de striptease.

El jugador puede entrar en el club de striptease virtual de Los Santos, pero ESS Entertainment no ha aportado ninguna prueba de que el escenario sea algo más que genérico.

También parece inverosímil que alguien que juegue a San Andreas piense que ESS Entertainment ha aportado la experiencia, el apoyo o los conocimientos únicos sobre clubes de striptease que posee a la producción del juego. Después de todo, el juego no gira en torno a la gestión o el patrocinio de un club de striptease. Todo lo que se puede hacer en el Pig Pen parece bastante incidental en la historia general del juego.

Un consumidor razonable no pensaría que una empresa que posee un club de striptease en el este de Los Ángeles, que no es muy conocido por el público en general, también produce un videojuego tecnológicamente sofisticado como San Andreas.

ESS Entertainment también argumenta que, dado que los jugadores son libres de ignorar el argumento y pasar todo el tiempo que quieran en el Pig Pen, éste puede considerarse una parte importante del juego, lo que lleva a la confusión.   Pero los aficionados pueden pasar las nueve entradas de un partido de béisbol en el puesto de perritos calientes; eso difícilmente convierte al Dodger Stadium en una carnicería.   En otras palabras, la posibilidad de asistir a un club de striptease virtual no es, sin lugar a duda, el principal argumento de venta del Juego.

PARTY LIKE A ROCK STAR: E.S.S. V. ROCK STAR VIDEOS: EL FALLO

Con base en todo lo anteriormente reseñado, concluye su Señoría que la modificación por parte de Rockstar de la marca de ESS Entertainment no es explícitamente engañosa, quedando amparada en la Primera Enmienda, por cuanto resulta de aplicación tanto a las reclamaciones de la Ley Estatal de ESS Entertainment como a su pretensión basada en la Ley Lanham, el Tribunal de Distrito desestimó correctamente todo el pleito en virtud de la moción de Rockstar para obtener una sentencia de tipo sumario.

En esta página web ya se han analizado la propiedad intelectual en la industria de los videojuegos en reiteradas ocasiones, pinche en los siguientes enlaces:

TE RECOMENDAMOS LOS SIGUIENTES LIBROS SOBRE DERECHO DE LOS VIDEOJUEGOS.

 

Ludum Lex. Los Secretos Del Derecho Aplicado Al Desarrollo De Videojuegos
La Protección Jurídica De Los Derechos De Autor De Los Creadores De Videojuegos: ‘Statu Quo’ Perspectivas Y Desafíos (Arte y Derecho)
Principios legales de los videojuegos y de los e-sports: 04 (Ciencia y técnica)
Videogame Law: Cases, Statutes, Forms, Problems & Materials, Second Edition (English Edition)
Interactive Entertainment: A Videogame Industry Guide (English Edition)
Protection of videogame mechanic through the patentability of software: A comparative approach
Ludum Lex. Los Secretos Del Derecho Aplicado Al Desarrollo De Videojuegos
La Protección Jurídica De Los Derechos De Autor De Los Creadores De Videojuegos: ‘Statu Quo’ Perspectivas Y Desafíos (Arte y Derecho)
Principios legales de los videojuegos y de los e-sports: 04 (Ciencia y técnica)
Videogame Law: Cases, Statutes, Forms, Problems & Materials, Second Edition (English Edition)
Interactive Entertainment: A Videogame Industry Guide (English Edition)
Protection of videogame mechanic through the patentability of software: A comparative approach
-
-
-
-
-
18,95 EUR
8,00 EUR
22,00 EUR
68,77 EUR
16,11 EUR
39,90 EUR
Ludum Lex. Los Secretos Del Derecho Aplicado Al Desarrollo De Videojuegos
Ludum Lex. Los Secretos Del Derecho Aplicado Al Desarrollo De Videojuegos
-
18,95 EUR
La Protección Jurídica De Los Derechos De Autor De Los Creadores De Videojuegos: ‘Statu Quo’ Perspectivas Y Desafíos (Arte y Derecho)
La Protección Jurídica De Los Derechos De Autor De Los Creadores De Videojuegos: ‘Statu Quo’ Perspectivas Y Desafíos (Arte y Derecho)
-
8,00 EUR
Principios legales de los videojuegos y de los e-sports: 04 (Ciencia y técnica)
Principios legales de los videojuegos y de los e-sports: 04 (Ciencia y técnica)
-
22,00 EUR
Videogame Law: Cases, Statutes, Forms, Problems & Materials, Second Edition (English Edition)
Videogame Law: Cases, Statutes, Forms, Problems & Materials, Second Edition (English Edition)
-
68,77 EUR
Interactive Entertainment: A Videogame Industry Guide (English Edition)
Interactive Entertainment: A Videogame Industry Guide (English Edition)
-
16,11 EUR
Protection of videogame mechanic through the patentability of software: A comparative approach
Protection of videogame mechanic through the patentability of software: A comparative approach
39,90 EUR
error: Content is protected !!