Monkey Island: La saga parte 3

CONOCE LA SAGA DE JUEGOS DE MONKEY ISLAND. LAS AVENTURAS GRÁFICAS DE LUCASART. PARTE 3

 

MUCHO SE HA HABLADO DE MONKEY ISLAND Y LO QUE REPRESENTA PARA LA HISTORIA DE LOS VIDEOJUEGOS. ESTÁ CLARO QUE ESTE JUEGO REPRESENTA LA BANDERA PRINCIPAL DEL GÉNERO DE LAS AVENTURAS GRÁFICAS. NO OBSTANTE, MÁS ALLÁ DE SER CLASIFICADO COMO UN CLÁSICO DEL UNIVERSO DEL ENTRETENIMIENTO, HAY QUE DETERMINAR EL VERDADERO LEGADO THE MONKEY ISLAND. LA CURIOSIDAD ES EL POR QUÉ UN JUEGO DE GRÁFICOS TAN SENCILLOS, LLEGÓ A COMPETIR CON LOS GRANDES TÍTULOS DE LA DÉDACADA DE LOS AÑOS 90, ESE MISTERIO LO ABORDADEMOS EN EL SIGUIENTE ARTÍCULO.

The Secret of Monkey Island fue un punto de inflexión entre las Aventuras Gráficas. En un tiempo en el que los videojuegos llenaron las pantallas de puzles a través de mundos de fantasía y ciencia ficción, la LucasArts más inspirada se impuso al resto llevando a los jugadores a la Edad de oro de la piratería a través de un surrealista viaje al Caribe colmado de picaresca y humor.

De hecho, el plan con el que partió Ron Gilbert, persona clave de Monkey Island y una de las máximas autoridades dentro del género, era crear algo que vendiese bien evitando la fantasía.

Lo que no sabía es que estaba a punto de sentar cátedra entre las aventuras gráficas, dejando una impronta que se impondría durante el resto de la década.

Para muchos expertos, el secreto en lo jugable de The Secret of Monkey Island, es que aportaba lo justo. O más bien, retiene lo aprendido en los títulos que anteriormente habían usado el sistema de juego SCUMM de LucasArts como Maniac Mansion o Indiana Jones and the Last Crusade. Pero su atmósfera y su tono eran completamente diferentes. De partida porque, desde el primer minuto, uno se da cuenta que esta historia de piratas no se toma en serio a sí misma.

No es que no hubiera otras aventuras gráficas centradas en el humor a costa de patear y humillar a su protagonista. Ahí tenemos el referido Maniac Mansion o la saga de Leisure Suit Larry, dos ejemplos de travesuras en las que los personajes principales pasan más tiempo recibiendo palos que avanzando.

Sin embargo, The Secret of Monkey Island conseguía trascender la propia pantalla en muchos aspectos gracias su magistral diseño y un guion perpetrado por tres leyendas: el referido Ron Gilbert, el inigualable Tim Schafer y la persona que terminó de cimentar aquella locura: Dave Grossman. Lo que brotaba de aquellas brillantes mentes es historia del videojuego.

El año en que los piratas volvieron a la cúspide del entretenimiento.

Ron Gilbert llevaba dándole vueltas a la idea de hacer una aventura sobre piratas durante mucho tiempo. Lo divertido es que la mayor inspiración de Gilbert fueron los Piratas del Caribe de Disney. No los de las películas, claro, sino los de las atracciones de los parques temáticos. Motivo por el cual la película (también basada en la atracción) tiene muchos puntos en común con la saga Monkey island.

Así, su nuevo proyecto sería un singular viaje en el que el jugador se hace cómplice de Gilbert, Schafer y Grossman a la hora de poner patas arriba su particular visión del Caribe mientras descubre exóticas islas en las que los piratas no son rudos y malolientes, sino gente un poco chalada que también son “amantes de la diversión”.

Pero sobre todo, un mundo con sus propias reglas, poblado por personajes pintorescos capaces de incentivar nuestra imaginación y curiosidad. Una parodia de ese rinconcito de Disneyland y que a la vez ofrecía al jugador una especie de parque de atracciones en clave de videojuego donde las estrellas no son ratones, patos y princesas, sino piratas, fantasmas y hasta un mono de tres cabezas.

Llevaba tiempo queriendo hacer un juego de piratas. De hecho, uno de mis paseos favoritos en Disneyland es Piratas del Caribe. Te subes a un pequeño bote y te lleva a través de una aventura pirata, culminando en una acalorada lucha de cañones entre dos grandes barcos piratas.

El barco en el que vas te mantiene en movimiento a través de la aventura, pero siempre he deseado poder bajar y pasear, aprender más sobre los personajes y encontrar una forma de llegar hasta esos barcos piratas. Con The Secret of Monkey Island, quería crear un juego que ofreciera esas sensaciones, en el que pudieras bajar del bote y transportarte a ese fascinante mundo.

Siendo justos, aquella no sería la única gran influencia a la hora de crear su particular Caribe pixelado. La novela de fantasía En costas extrañas de Tim Powers sería también una inagotable fuente de ideas a la hora de plasmar su proyecto, incluyendo los ritos de vudú, uno de los elementos constantes de cada entrega de Monkey Island.

Así, tras publicar la adaptación de Indiana Jones y la Última Cruzada, Gilbert se asoció con escritores tan diferentes como Schafer, Grossman y un grupo muy reducido pero enormemente talentoso. Y se complementan de maravilla: Shaffer daba ese necesario toque exagerado que acaba marcando los ritmos, mientras que Grossman era sutil, pero brillante.

Entre los tres, daban forma y carácter a los grandes momentos del juego, regodeándose especialmente en los que acabarían siendo sus puntos fuertes, como aquellos duelos de insultos inspirados en las películas de Errol Flynn.

Invitando a que el jugador no se limitase a jugar y resolver cada situación hasta el siguiente paso, sino que se dejara arrastrar y lo pasara bien. Lo cual no quita que  pusieran chistes internos y hasta se permitieron parodiarse a sí mismos durante el juego.

Por otro lado, uno de los máximos aciertos de The Secret of Monkey Island era que su protagonista, (o más bien, el jugador) no podía morir o ser eliminado.

Había una excepción, claro, en forma de Huevo de Pascua. Pero no dejaba de ser una declaración de intenciones por parte de Gilbert frente a los títulos de Sierra, máxima rival de LucasArts durante la época, en la que el jugador perdía cada vez que daba un mal paso en su progreso. Gilbert consideraba que hacer eso era ir a lo fácil.

Con eso por delante, el punto de inicio de Monkey Island es simple en presentación pero enorme en ambición: un joven llega a una isla con el propósito de cumplir el sueño de su vida. No sabemos de dónde ha salido, ni tampoco nos importa. Pero está completamente decidido a convertirse en un pirata.

Lo que Guybrush, nuestro héroe, no sospecha es la delirante cadena de acontecimientos que vendrá después.

Elementos únicos que dejó The Secret of Monkey Island.

 

  • Un recibimiento poco heroico: Gyubrush aparece en la Isla Mêlée, en lo profundo del Caribe, con la intención de ser un pirata, colmado de ilusiones y sin nada más de contexto. Es más, le dará un buen susto al vigía, el cual -por cierto- tiene problemas de la vista. A partir de ese momento, nuestro protagonista irá cuesta abajo en todos los sentidos.
  • Los diálogos de textos en el juego: En toda aventura gráfica se aprovechan las notas, carteles y cualquier trozo de papel para dar pistas al jugador y ponerlo en contexto. En LucasArts, además, aprovecharon para darle a cada texto un toque de humor.
  • El nombre más particular del caribe: Hay que reconocer que el nombre del protagonista de Monkey Island es realmente singular. Y, según los habitantes de Isla Mêlée, también es bastante estúpido. O eso dicen cada vez que Guybrush les insiste en que lo pronuncian bien. A lo largo del juego Guybrush será cada vez más consciente de que su apellido no solo es difícil de recordar: también es complicado de Incluso para los videntes más poderosos. Otros directamente lo llaman de cualquier modo y se ahorran el trámite.
  • Predicciones surrealistas que se acaban cumpliendo: Al principio del juego no solo nos toparemos con una Señora del Vudú que nos adelantará todos los acontecimientos venideros, sino que nos adelantará algunos detalles de nuestra partida. LucasArts se adelantó ocho años al icónico momento Psycho Mantis de Metal Gear Solid.
  • Una historia de amor: Guybrush no solo recibe clases de esgrima, también aprende el secreto para vencer a los mejores: el arte de las batallas de insultos. A fin de cuentas, la mente ha de ser dos veces más rápida que la espada. Según palabras de su maestro, la lucha con espada se parece a hacer el amor: No es siempre lo que hagas, sino lo que digas. Lo cual deriva en una sucesión de delirantes combates de insultos. Una vez conocida la teoría, deberemos pasar a la práctica y batirnos «en duelo» con todos los piratas que circulan por Isla Mêlée, regalando en el proceso al jugador,  algunos de los diálogos más disparatados de la historia del videojuego.
  • Una nueva búsqueda de un tesoro: En Isla Mêlée hay un tesoro. Es decir, un solo tesoro a compartir entre todos los habitantes de la isla. De modo que, al encontrar la X dispuesta en el suelo, lo único que sacaremos de esta proeza será una camiseta conmemorativa y la petición de que lo dejemos todo como lo encontramos.

 

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS Y FUENTE UTILIZADAS.

Además de esta publicación, ya hemos analizado las aventuras gráficas en otras ocasiones.

Las 10 mejores aventuras gráficas modernas

Las 10 mejores aventuras gráficas clásicas 

LucasArts aventuras gráficas parte I

LucasArts aventuras gráficas parte II

LucasArts aventuras gráficas parte III

 

Si te has quedado con las ganas de saber más sobre las aventuras gráficas, ¡no dejaremos de sorprenderte! Habrá nuevas publicaciones relacionadas con la materia, que abarcarán la era moderna y las mejores aventuras gráficas de todos los tiempos, así como su vinculación con la industria del gaming. ¡Suscríbete a nuestra web y te llegarán directamente todas las novedades a tu correo electrónico!.

 

TE RECOMENDAMOS LOS SIGUIENTES PRODUCTOS QUE PODRÁS ADQUIRIR EN AMAZON.

 

El Libro De Las Aventuras Graficas
Secret of Monkey Island - édition speciale [Importación Francesa]
Camiseta Manga Larga de Mujer Monkey Island Videojuegos LeChuck Guybrush Threepwood 004 XL
the Fan Tee Sudadera de Hombre Monkey Island Videojuegos LeChuck Guybrush Threepwood 004 XL
the Fan Tee Camiseta de Hombre Monkey Island Videojuegos LeChuck Guybrush Threepwood 001 M
the Fan Tee Camiseta de Hombre Monkey Island Videojuegos LeChuck Guybrush Threepwood 004 L
El Libro De Las Aventuras Graficas
Secret of Monkey Island - édition speciale [Importación Francesa]
Camiseta Manga Larga de Mujer Monkey Island Videojuegos LeChuck Guybrush Threepwood 004 XL
the Fan Tee Sudadera de Hombre Monkey Island Videojuegos LeChuck Guybrush Threepwood 004 XL
the Fan Tee Camiseta de Hombre Monkey Island Videojuegos LeChuck Guybrush Threepwood 001 M
the Fan Tee Camiseta de Hombre Monkey Island Videojuegos LeChuck Guybrush Threepwood 004 L
-
-
-
-
28,45 EUR
149,99 EUR
20,95 EUR
34,95 EUR
19,95 EUR
19,95 EUR
El Libro De Las Aventuras Graficas
El Libro De Las Aventuras Graficas
28,45 EUR
Secret of Monkey Island - édition speciale [Importación Francesa]
Secret of Monkey Island - édition speciale [Importación Francesa]
149,99 EUR
Camiseta Manga Larga de Mujer Monkey Island Videojuegos LeChuck Guybrush Threepwood 004 XL
Camiseta Manga Larga de Mujer Monkey Island Videojuegos LeChuck Guybrush Threepwood 004 XL
-
20,95 EUR
the Fan Tee Sudadera de Hombre Monkey Island Videojuegos LeChuck Guybrush Threepwood 004 XL
the Fan Tee Sudadera de Hombre Monkey Island Videojuegos LeChuck Guybrush Threepwood 004 XL
-
34,95 EUR
the Fan Tee Camiseta de Hombre Monkey Island Videojuegos LeChuck Guybrush Threepwood 001 M
the Fan Tee Camiseta de Hombre Monkey Island Videojuegos LeChuck Guybrush Threepwood 001 M
-
19,95 EUR
the Fan Tee Camiseta de Hombre Monkey Island Videojuegos LeChuck Guybrush Threepwood 004 L
the Fan Tee Camiseta de Hombre Monkey Island Videojuegos LeChuck Guybrush Threepwood 004 L
-
19,95 EUR
error: Content is protected !!