INTELIGENCIA ARTIFICIAL: HISTORIA. 2

CONOCE LA HISTORIA DE LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL (IA)

La Inteligencia Artificial es uno de los temas más actuales y controvertidos llegando incluso a ser utilizada en la ciencia ficción. Así pues, todos hemos visto películas o leído libros relacionados con máquinas que poseían características y capacidades que eran propias de los seres humanos o incluso llegando a superarles. Esto último es algo que nos preocupa a toda la sociedad. Ese concepto de máquina superior también nos crea incertidumbre, por lo que como vemos la Inteligencia Artificial lleva presente en el mundo desde hace años.

SI QUIERES LEER LA PRIMERA PARTE SOBRE LA HISTORIA DE LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL HAZ CLIC AQUÍ.

 

La Inteligencia Artificial ha sido definida en varias ocasiones, aunque no existe actualmente aún una única y exclusiva definición. No obstante, la creación de este concepto le corresponde a Alan Turing siendo después transmitida en 1956 por un científico que la dio a conocer. Durante los años noventa vimos cómo toda esta Inteligencia Artificial continuaba siendo utilizada por todos los científicos, destacando que en 1997 el ordenador creado por IBM, Deep Blue, fue capaz de ganar al campeón mundial de ajedrez de aquel momento, Gary Kaspárov.

Han sido años de investigación de la Inteligencia Artificial hasta que en el S.XXI es cuando realmente hemos visto el auge de esta materia. Así pues, en 2014 una máquina que aprendía sistemas de algoritmos dio escrito un poema. Este robot había sido entrenado con las obras del gran Shakespeare. Aunque el poema no fuera una obra de arte pues era bastante sencillo, sí que sorprende a cualquiera cómo ha sido capaz de aprender de Shakespeare, hasta ser capaz de interiorizarlo y trasladarlo creando por ella misma poemas.

Otro ejemplo de uso de Inteligencia Artificial reciente es el de una máquina que redactó la primera noticia relacionada con un terremoto. Suena algo sencillo, pero realmente es sorprendente ver cómo una simple máquina ha sido capaz de transmitir una noticia apta para todos.

Esta claro que para la creación de estas máquinas participa un equipo de distintos expertos en varias áreas como son los especialistas en humanos, los ingenieros u otros individuos que dirigen el programa.

Asimismo, los juristas también somos una parte importante de todo este entramado y es que al final somos quienes participaremos en la regulación de esta Inteligencia Artificial de manera que podamos pasar de una inseguridad jurídica a la seguridad jurídica.

LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL, PRESENTE Y FUTURO.

¿Qué podemos esperar de una época en la que la Inteligencia Artificial va a ser una parte importante de nuestras vidas?

 

Pues bien, si hace dos millones de años hablamos de Inteligencia Artificial, nadie sabría de lo que hablábamos. Aristóteles nos dio una breve reseña sobre esta Inteligencia Artificial, y aunque para el momento actual en el que vivimos sus teorías estén obsoletas, realmente en aquél entonces fue algo novedoso y que revolucionó lo que hasta ese momento se conocía. Sin embargo, la Inteligencia Artificial ha propiciado que surjan distintas preguntas que aún están sin responder. Muchas personas tienen miedo de perder su trabajo como consecuencia de las máquinas.

Al fin y al cabo, quién no ha leído alguna vez una noticia que diga que las máquinas pueden desarrollar tu empleo y que los seres humanos pasaremos a otra esfera. Nosotros confiamos en que no sea así y en que meramente nos ayudarán y cooperarán con los seres humanos.

Resulta extraño, aunque no imposible, pensar que la Inteligencia Artificial pueda ocupar nuestro lugar, o que los robots que se desarrollen tengan un componente maléfico o de odio hace determinados rasgos físicos o características psíquicas de cualquier humano.

Con los conocimientos que tenemos en la actualidad parece realmente complicado que la Inteligencia Artificial vaya a resultar una simulación 100% de las características físicas y mentales humanas, puesto que hay ciertas limitaciones que parecen imposibles de trasladar a un robot.

A continuación, daremos una breve pincelada sobre la revolución de la sociedad, las repercusiones en el empleo e Inteligencia Artificial. ¿Quieres aprender sobre Inteligencia Artificial? ¡Nosotros te enseñamos!

 

LA REVOLUCIÓN DE LA SOCIEDAD GRACIAS A LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL

Según los datos aportados por las consultoras y otras entidades, el consumo y el gasto en Inteligencia Artificial va a duplicarse en unos años. Las empresas que se dedican a este sector están vinculadas al área de la tecnología y la innovación.

Ello desembocará en que mejorarán las experiencias de los seres humanos, ayudando en sus trabajos y en otras tareas tan importantes como las siguientes:

  • Asistente personal de compañía para mayores.
  • Triaje de enfermos.
  • Detención temprana de enfermedades.
  • Prevención de lesiones.
  • Control de personas.
  • Detención temprana de bajo rendimiento escolar.
  • Lucha contra el cambio climático.

Cada una de estas actividades son sin duda una muy buena noticia para la sociedad, en donde gracias a la Inteligencia Artificial mejoramos nuestras vidas.

Que alguien te haga compañía resulta maravilloso, aunque la pregunta que nos surge es si, ¿realmente deseamos la compañía de una máquina o de un ser humano? Evidentemente, prevalecen las personas, pero sí que los asistentes personales pueden ayudar a que las personas dependientes reduzcan esa independencia si se lo lleva a cabo un robot.

  • En el caso del triaje de enfermos, sería fabuloso que una máquina tuviera la capacidad de mostrar cómo de grave puede ser una enfermedad atendiendo a los parámetros, con un error inferior al que pudiera cometer cualquier médico. Es decir, daría soporte a todo el personal de la sanidad.
  • Por otro lado, qué mejor que la Inteligencia Artificial para detectar enfermedades tempranas. Esto ya sucedió en Wuhan cuando un algoritmo específico tomó como base radiografías con síntomas de Covid-19 permitiendo que supiéramos antes a qué nos enfrentábamos. Si se hubiera aplicado esta tecnología a otras grandes pandemias como la de la peste o la de la gripe, estamos seguros de que hubiera fallecido menos gente.
  • Relacionado con lo anterior, tenemos la prevención de lesiones. Una aplicación en el teléfono móvil que nos detecte cuando realizamos actividades físicas si podemos o no sufrir algún tipo de lesión. Esto supondría que daría un diagnóstico previo al del médico pudiéndolo ayudar en la toma de decisiones posteriores.
  • Además, también podrían controlar a las personas. Ahora bien, eso tiene que estar realmente controlado ya que, ¿cómo puede ser que una máquina nos maneje? Un ejemplo de ello sería el Radar Covid, el cual sabe según donde te encuentres la incidencia de Covid.
  • En el ámbito escolar, la Inteligencia Artificial podría trabajar de la mano de los profesores y demás responsables de la educación de nuestros menores y también de los adultos que deciden estudiar.
  • Por último, optimizar y mejorar la eficiencia de determinación procesos relacionados con el clima como por ejemplo es el uso de la energía. Es decir, valorar cuándo es el momento óptimo para hacerlo o cuáles de los productos que utilizamos contaminan más.
  • En este mismo campo de la Inteligencia Artificial, uno de los puntos más importantes sería la aplicación de ésta en el campo del tráfico, con señales inteligentes que adapten la conducción al flujo de tráfico existente por lo que se reduciría la contaminación notablemente.

Todo parece indicar que la Inteligencia Artificial puede mejorar nuestras vidas sin llegar a sustituirnos.

 

LAS REPERCUSIONES EN EL EMPLEO DE LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL.

Una de las mayores incertidumbres en materia de Inteligencia Artificial es aquella que afecta al empleo y es que no sabemos aún cómo nos puede afectar ni cuándo comenzará el verdadero boom de la Inteligencia Artificial.

Esto nos afectará a todos, no nos imaginemos que meramente será al sector de la sanidad, ingeniería o abogacía, pues como hemos visto también estará presente hasta en la seguridad, cambio climático o educación.

Si deseas obtener más información al respecto, estaremos encantados de ayudarte. ¡Contacta con nosotros!

 

INTELIGENCIA ARTIFICIAL: SUS PROBLEMAS.

La llegada de la Inteligencia Artificial también plantea ciertas controversias. Los problemas más relevantes podemos centrarlos sobre la base del derecho y la inseguridad jurídica que ella misma comporta.

Pues bien, en primer lugar, es una materia carente de regulación, provocando una situación de inseguridad jurídica. En segundo lugar, la Inteligencia Artificial en muchas ocasiones recoge datos, por lo que puede derivar en problemas tanto éticos como de sesgo racial.

En términos prácticos, no tenemos una norma que regule quién respondería si fallece alguien por culpa de estas máquinas, ni qué sucede con los datos que albergan si salen a la luz o si la máquina comprende que cierto tipo de personas por sus rasgos físicos o gustos son malas y por ello, estas máquinas se dirigen única y exclusivamente contra estas personas.

La Inteligencia Artificial ha abierto una nueva era para la sociedad, que trae consigo ventajas, aunque también implica problemas. Lo que si está claro es que la Inteligencia Artificial debemos entenderla como algo positivo, que mejorará nuestras vidas.

En nuestra opinión, debemos de tenerle respecto por cuanto nos afectará en el presente y el futuro, pero nunca miedo. Si deseas obtener más información al respecto, existen distintos másteres sobre Inteligencia Artificial, no dudes en contactar con nosotros.

CONCLUSIONES

Dicho lo anterior, el futuro de la Inteligencia Artificial es un amasijo de incertidumbre. Actualmente, vemos cómo existen las distintas controversias en esta materia, tanto a nivel técnico como en otros ámbitos, entre los que destaca el sector legal.

Con todo ello parece afirmarse que la Inteligencia Artificial necesita de un apoyo jurídico en tanto en cuanto hay lagunas jurídicas muy fuertes que provocan una inseguridad jurídica en toda la sociedad, por lo que debemos superar aquellas limitaciones existentes que se nos vayan planteando.

Y es que no hablamos ya de un problema actual, sino que también es problema del futuro. Evidentemente en todo proceso siempre surgen limitaciones que impiden seguir adelante, por lo que tenemos que encontrar las fórmulas oportunas para superar todos estos impedimentos de los que os hablamos.

Hay un sinfín de posibilidades de resolución, pero si se acabaran, debemos de buscar otras alternativas distintas que nos permitan avanzar. Las máquinas que utilizan Inteligencia Artificial no son como en sus inicios nos las habíamos imaginado, pues como siempre sucede, una cosa es la teoría y otra la práctica.

Ahora bien, la pregunta que nos perturba en la cabeza es si las máquinas tienen o no la intención de parecerse a los seres humanos. Pues bien, la respuesta no es unánime. Algunos ingenieros no están interesados en hacer parecer las máquinas a los seres humanos ni desarrollar a robots que puedan ser mejores que nosotros.

Sin embargo, hemos visto en algunos artículos cómo algunos expertos pretenden desarrollar estos modelos de robots. Esto pondrá en jaque a toda la sociedad, así que no queda más que esperar para ver qué nos depara en el futuro.

 

 

ARTÍCULOS RECOMENDADOS Y FUENTES UTILIZADAS

Además de esta publicación, ya hemos analizado la Inteligencia Artificial en otros artículos. Destacamos los siguientes:

Inteligencia artificial, ¿Qué es?.

Inteligencia artificial: historia. Parte 1

Su aplicación en los videojuegos.

Inteligencia artificial, retos jurídicos 1.

Inteligencia artificial: retos jurídicos. 2.

 

Si te has quedado con las ganas de saber más sobre la Inteligencia Artificial, ¡no dejaremos de sorprenderte!

Habrá nuevas publicaciones relacionadas con la materia, en donde llegaremos a relacionar la industria del gaming y de los eSports con la Inteligencia Artificial. Además, lo hemos vinculado al sector jurídico, lo cual lo hace realmente interesante. ¡Suscríbete a nuestra web y te llegarán directamente todas las novedades a tu correo electrónico!