INTELIGENCIA ARTIFICIAL: HISTORIA 1.

CONOCE LA HISTORIA DE LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL (IA)

En esta ocasión nos centraremos en el análisis de la Inteligencia Artificial desde una perspectiva histórica. Dada la envergadura de la presente temática, este análisis se dividirá en dos partes, aquí te traemos la primera parte.

Dicho lo anterior, ¡comencemos!

Si hablamos de Inteligencia Artificial nos estamos refiriendo a un tema actual, y es que se encuentra en pleno auge, llegando incluso algunos a hablar de que estamos ante una revolución de la tecnología y la innovación que nos atañe a toda la sociedad. Todos estos cambios radicales afectarán a los aspectos más básicos de nuestra vida cotidiana como son el hogar, la sanidad, la economía, la comunicación o el ámbito en el que nos desarrollemos profesionalmente. Y es que quien se iba a imaginar que un robot nos llevaría en transporte o nos operaría.

Desde sus orígenes, la Inteligencia Artificial ya planteaba controversias jurídicas, puesto que han surgido distintas preguntas conflictivas como es el caso de la toma de decisiones, si estos robots afectan a nuestros derechos fundamentales o quién respondería ante un error. Para dar respuesta a todo esto, previamente tenemos que comprender la terminología básica de la Inteligencia Artificial. Los expertos en la materia tienen posturas muy diferentes en tanto en cuanto algunos consideran que la solución a todos los problemas se erradicaría meramente con legislar esta Inteligencia Artificial.

Ahora bien, esta regulación ya no solo dependerá de cada país, sino que también afecta a nivel comunitario o internacional. Sea como fuere, es un tema muy controvertido que a continuación comenzaremos a desarrollar. 

 

LA HISTORIA DE LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL (IA): SUS ORÍGENES.

Aunque ya hemos visto como en algunas ocasiones la Inteligencia Artificial ya está presente en siglos pasados, lo cierto es que tendríamos que esperar hasta la década de los años cuarenta cuando comienzan a tener repercusión los trabajos relacionados con la Inteligencia Artificial.

Es en 1950 cuando encontramos un mayor interés por esta Inteligencia, destacando que en esta década aparecen personajes como Alan Turing, matemático británico que abre un nuevo camino de esta disciplina.  En sus orígenes y tal y como hemos explicado en otras ocasiones, y previo a todo lo que anteriormente hemos dicho, nos tenemos que remontar a la época griega y arábica en donde se introduce la lógica, los algoritmos y las matemáticas en la vida diaria.

El concepto como tal habría que esperar hasta épocas más recientes, y hasta finales del siglo XIX para ver aparecer las primeras lógicas formales teniendo que esperar hasta mediados del siglo XX para ver cómo aparecían las máquinas en donde se aplicaba estas técnicas de la lógica y de los algoritmos.

 

PUNTOS CONTROVERTIDOS EN LA HISTORIA DE LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL.

En los años cincuenta ya nos planteábamos si una máquina podría llegar a pensar. Lo que se ha trasladado a estas máquinas es sin duda el comportamiento humano o racional en donde se ha ido simulando en los últimos años gracias a la Inteligencia Artificial. Estas máquinas han afectado a la sociedad en general, incidiendo en el área de la medicina o del derecho con un alto porcentaje. El problema es que puede afectar a nuestros derechos fundamentales pues, ¿puede quitarme un robot mi puesto de trabajo?. 

Toda esta materia se asienta sobre unos pilares fuertes, como son la lógica matemática, la computación o informática, la filosofía, la neurociencia o incluso la lingüística.

Llegados a este punto, nos gustaría incidir en la historia de la Inteligencia Artificial de una forma más concreta. 

EVOLUCIÓN DE LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL. 

 

Nos tenemos que remontar al año 300 A.C. cuando Aristóteles describió un conjunto de reglas sistematizado, cuyo término más concreto es el de los silogismos, donde surgen conclusiones racionales a partir de premisas dadas.

Posteriormente, en el año 250 A.C. Ctesibio de Alejandría desarrollaría la primera máquina autocontrolada, aunque sin razonamiento, relacionada con la materia del flujo del agua.

En 1315, Ramon Llull también aplicó ese razonamiento habitual a la materia artificial. Posteriormente en 1847 George Boole utilizó la llamada booleana o lógica proposicional que se basaba en lo que Aristóteles había realizado.

En 1879 Gottlon Frege extiende lo que Boole había realizado creando la lógica de primer orden en donde su uso es mucho más detallado y preciso. Actualmente esta técnica se sigue utilizando.

 

 

Ya en 1903, Lee De Forest inventó el tan importante triodo, el cual también es conocido como válvula de vacío. Posteriormente en 1936, Alan Turing utiliza esa Inteligencia Artificial básica en sus artículos, pues había desarrollado una máquina (de Turing) en donde se creaba un algoritmo. Esta máquina podía leer instrucciones ejecutando aquello que le pedían. Gracias a esta máquina, se dio a conocer que había problemas irresolubles. Esto le llevó a Turing a que sea considerado como el padre de la teoría de la computabilidad.  Unos años después Alan Turing crearía su primer computador electromecánico, mientras que Konrad Zuse construiría la primera computadora programable, así como el primer lenguaje de programación denominado como Plankalkül.

Posteriormente aparecerían otras como ABC y ENIAC. Durante esa década de los cuarenta, McCulloch y Pitts desarrollarían un modelo de neuronas artificiales sin que aún hubiera surgido el término de Inteligencia Artificial.

HISTORIA DE LA I.A.: DÉCADA DE LOS CINCUENTA 

 

El primer año de la mencionada década, Turing seguía trabajando en este campo, por lo que volvería a escribir varios artículos relacionados con la Inteligencia Artificial. El padre de esta materia se uniría al equipo que desarrollaría el primer programa para jugar al ajedrez.

En 1951 William Shockley desarrollaría y construiría un transistor de unión, lo que mejoró la capacidad de las computadoras del aquel entonces. Sería en 1956 cuando aparecería por primera vez el término Inteligencia Artificial durante una conferencia de John McCarthy, en donde también estaban otros compañeros importantes como Minsky, Newell y Simon.

HISTORIA DE LA I.A.:  DÉCADA DE LOS OCHENTA Y NOVENTA. 

Saltándonos dos décadas entremedias, nos dirigimos a 1980 cuando de nuevo cobra importancia la Inteligencia Artificial. Además, en 1987 Martin Fischles y Oscar Firschein empiezan a estudiar y trabajar con Inteligencia Artificial.  

Es sorprendente cómo la Inteligencia Artificial ha ido ganando peso y terreno en nuestras vidas, aplicándose en todas las ramas de investigación, así como en otras ciencias.

No obstante, en 1987 los dos compañeros que anteriormente mencionamos desarrollaron un agente inteligente, el cual contaba con unas capacidades peculiares. ¡Sigue leyendo si quieres enterarte de cuáles eran!

  • Estos agentes inteligentes contaban con varias actitudes mentales como creencias e intenciones.
  • Además, cuentan con capacidad para obtener conocimiento o lo que es lo mismo, pueden aprender determinadas cosas.
  • Asimismo, pueden resolver problemas, de manera que aquellos que son más difíciles los puedan desquebrajar en otros más sencillos.
  • Entender es otra de las capacidades que este agente puede realizar, entendiendo hasta posturas contradictorias.
  • Como vimos en los juegos de ajedrez, puede planificar, prevé los movimientos del contrincante y valora todas las posibles alternativas que existen.
  • Sabe y comprende cuáles son sus límites de lo que puede hacer o de lo que conoce.
  • Llega incluso a distinguir, aunque le plantees dos situaciones muy similares.
  • Ya no es que simule, sino que también tiene la capacidad de crear nuevos conceptos, ideas o tener la mentalidad (aunque sea artificial) de saber qué son las analogías y cuando se utilizan.
  • Puede generalizar y concretar, atendiendo a todo lo que le rodea.
  • También y, por último, este agente artificial puede entender y utilizar lenguaje y símbolos.

Está claro que la Inteligencia Artificial ha ido evolucionando y que ha revolucionado la sociedad. Además, podemos afirmar que tiene capacidades o características humanas este agente artificial relacionadas con el razonamiento, comprensión o aprendizaje. Es decir, es un complejo de actitudes humanas y no una en individual.

Durante la época posterior, es decir, la década de los noventa, lo que sucedió es que se fueron mejorando estos agentes inteligentes que se habían creado en los años ochenta.

En la continuación del presente artículo veremos cómo ha incidido esta materia en el S.XXI en donde hay una mayor revolución en este sentido.

 

CONCLUSIONES 

Ha quedado probado que la evolución de la Inteligencia Artificial ha conllevado grandes cambios a nivel tecnológico o de innovación. Ya en 1950 vimos cómo aparecían ciertas pinceladas sobre Inteligencia Artificial.

Ahí aparecieron los primeros destellos de sistemas autónomos, procesales e incluso de algoritmos. A pesar de que es una materia abstracta, ello no ha impedido que se desarrolle, hasta llegar a convertir aquello que era ciencia ficción en realidad. Pocos nos imaginábamos que nuestros puestos de trabajo, pero actualmente vemos cómo hay vehículos autónomos o procesos sanitarios que los desarrolla una máquina o un robot.

Por otra parte, la Inteligencia Artificial comporta un sistema autónomo basado en tecnología que hace que los robots puedan analizar, comprender y actuar conforme al entorno en el que se encuentran. Es decir, tenemos una doble vertiente, la primera hablamos del lenguaje y la segunda de algoritmos.

Asimismo, los robots han ido evolucionando hasta que llegamos a la última revolución también conocida como robots inteligentes. Esta inteligencia artificial de los robots tiene serias diferencias con la inteligencia racional y es que en el caso de esta última realmente estamos hablando de una disciplina científica, mientras que en la humana es una capacidad que le es propia al ser humano.

En otro orden de ideas, a mediados del S.XX Isaac Asimov habló de la Inteligencia Artificial en donde se aplicaban distintas leyes. Sin embargo, los países y regiones han sido muy conservadores en tanto en cuanto esta materia es objeto de debate moral y ético.

Ello deriva en que la regulación de la Inteligencia Artificial plantea problemas a nivel mundial y es que está vinculado a los principios éticos de cada persona o sociales. La solución es bastante controvertida en tanto en cuanto existen diferentes posturas afectando a todas las áreas del sector legal.

Estos problemas han sido evaluados por distintos autores realizando reflexiones distintas en donde se plantea que no debe de existir una sobrerregulación, sino más bien una regulación óptima de la Inteligencia Artificial. Evidentemente la normativa que surja afectará a la sociedad de manera directa.

La situación jurídica en la que se encuentra debe solventarse a través de distintas iniciativas que pueden promover una regulación jurídica de la Inteligencia Artificial. En algunos casos, algunos países ya están planteando medidas al respecto con el fin de que se desarrollen.

Todos estos retos pueden englobarse en dos rangos pues por un lado hablamos de ética y por otro de una perspectiva genérica. Debemos tener en cuenta que la Inteligencia Artificial debe mejorar nuestras vidas, que no sustituirnos, por lo que resulta interesante también la posibilidad de formar a la sociedad para poder hacer frente conjuntamente a los restos que esta materia plantea.

Lo que sí que está claro es que el impacto de la Inteligencia Artificial es abismal, por lo que tan pronto como podamos debemos establecer unos límites que regulen esta materia. En nuestra opinión debemos de unir fuerzas los creadores o ingenieros de estos robots con los juristas, abogados y otros expertos en el sector legal.

Consideramos que esta materia es realmente relevante ya que la seguridad y la responsabilidad nos afecta a todos. Si existen lagunas en las leyes existentes o ni tan siquiera hay mención sobre el asunto, nos encontramos ante una inseguridad jurídica.

Sea como fuere, debemos reconocer que la nueva generación de robots 4.0 carece de cualquier tipo de regulación, por lo que nos mostramos partidarios de someter esta materia a debate, implantando una normativa que lo regule.

Esta inseguridad jurídica, así como otros factores que potencian esta situación deriva en que vivimos en una situación de suma incerteza, la cual perdurará hasta que no se halle una regulación plena y eficiente.

Son muchas las preguntas que aún no tienen respuesta, pues, ¿cómo funcionaremos como sociedad cuando la Inteligencia Artificial se asiente en su totalidad?

 

 

ARTÍCULOS RECOMENDADOS Y FUENTES UTILIZADAS

Además de esta publicación, ya hemos analizado la Inteligencia Artificial en otros artículos.

Destacamos los siguientes:

Inteligencia artificial, ¿Qué es?.

Su aplicación en los videojuegos.

Inteligencia artificial, retos jurídicos 1.

Inteligencia artificial: retos jurídicos. 2.

 

Si te has quedado con las ganas de saber más sobre la Inteligencia Artificial, ¡no dejaremos de sorprenderte!

Habrá nuevas publicaciones relacionadas con la materia, en donde llegaremos a relacionar la industria del gaming y de los eSports con la Inteligencia Artificial. Además, lo hemos vinculado al sector jurídico, lo cual lo hace realmente interesante. ¡Suscríbete a nuestra web y te llegarán directamente todas las novedades a tu correo electrónico!