Icono del sitio EOB – Derecho de los e-sport y los videojuegos

TIMELY COMICS. PARTE 2.

TIMELY COMICS ATLAS COMICS

CONOCE LA EDITORIAL TIMELY COMICS. EL ORIGEN DE MARVEL COMICS. PARTE 2.

EN EL ARTÍCULO ANTERIOR MENCIONAMOS COMO TIMELY COMICS NACIÓ JUNTO CON LA ÉPOCA DORADA DE LOS COMICS EN ESTADOS UNIDADOS. EN EL AÑO 1939 Y HASTA MEDIADOS DE LA DÉCADA DE LOS 40, ESTA COMPAÑÍA FUE UNA DE LAS LÍDERES DEL MERCADO EDITORIAL, GRACIAS A SUS VOLÚMENES DE SUPERHÉROES. SE PUEDE DECIR ESE FUE EL GERMEN QUE CREÓ AÑOS MÁS TARDE A LA CORPORACIÓN QUE ES MARVEL COMICS.

 

La historia de Timely Comics suele ser fascinante, pero hubo un momento que no fue tan prodigioso ni tan satisfactorio. Como toda empresa, la antecesora de Marvel Comics también pasó por su etapa de crisis e incluso estuvo a punto de cerrar sus puertas, todo debido a la crisis de la industria editorial en los Estado Unidos, que se vivió en la década de los años 50.

Sin embargo, ya veremos como sería un nuevo superhéroe creado por el entusiasta Stan Lee, quien le devolvería vida a la industria editorial, al género de los superhéroes y, por su puesto a Timely Comics.

En el año 1945, Stan Lee se reincorporó a su cargo de editor, y si bien en un principio insistió en mantener a la línea editorial de 1942, la publicación de comics de superhéroes había decaído. Los tiempos habían cambiado y el púbico demandaba nuevas historias como los westerns, crimen, romance, entre otras temáticas.

Las tendencias y las modas son pasajeras, eso hay que comprenderlo y las empresas se tienen que adaptar a los gustos cambiantes de las sociedades. Lo que sucedió, es que acabada la Segunda Guerra Mundial, ya no era atractivo el nacionalismo que se emanaban de las historietas de los superhéroes ni tampoco los combates contra el ejército Nazi. El público estaba cansado y desgastado del tema y por esa razón buscó otras formas de entretenimiento en otras temáticas.

De Timely Comics a Atlas Comics.

 

Para el año 1952, por motivos puramente empresariales, Martin Goodman decidió crear una distribuidora propia llamada Atlas News y cambiar el nombre de su editorial al de Atlas Comics. Por aquellos años la diversificación de géneros de la editorial fue cambiando de uno u a otro tema, según los gustos del momento.

Eso hizo que Atlas creciera y las cuentas de la editorial mejorasen. Por un breve periodo de tiempo, Stan Lee volvió a retomar las series de superhéroes, pero el mercado aún no estaba listo para ellos.

Goodman siempre estuvo atento a las posibilidades de mejora del negocio y llegó a un acuerdo con la mayor empresa de distribución de los Estados Unidos, la American News Company. Sin embargo, y desagraciadamente para Goodman, en el año 1957, la American News Company perdió un juicio por monopolio, lo que dejó a Atlas Comics en una delicada situación, viéndose obligada a firmar un acuerdo con sus rivales, la distribuidora propiedad de la National Periodical Publications, que a la postre pasaría a ser parte de DC Comics.

La crisis de Atlas Comics.

Ese acuerdo fue realmente devastador para Atlas Comics, ya que solo distribuirían 8 comics al mes. Por si fuera poco, la publicación en 1954 titulada “la Seducción del Inocente” hizo que la industria del comic implantara una autocensura . En este sentido, parecía que Atlas Comics estaba atravesando la tormenta perfecta con la reducción de seriales al mes y la reducción de las tiradas de las mismas.

No obstante, como si justicia poética existiera, tenían que venir los superhéroes a salvar a la empresa. En el mes de noviembre del año 1961, apareció el Número 1 de los Cuatro Fantásticos, justo cuando la editorial Atlas se había transformado en Marvel Comics.

Se puede llegar a decir ese ejemplar de los Cuatro Fantásticos fue el punto de arranque de lo que se denominó como la Edad de Plata de los comics en los Estados Unidos.

Nace Marvel Comics.

 

Entre 1957 y hasta 1968, Marvel Comics había sido una empresa con escasa organización interna. Stan Lee funcionaba como principal guionista, editor literario y artístico, mientras que el dibujante Sol Brodsky, se ocupaba de los aspectos más técnicos, como la redacción de contratos, control de las fechas de entrega y los contactos con la imprenta.

No obstante, el aumento de la carga de trabajo de Lee y la mejora de las ventas permitió contratar a nuevos guionistas, dejando algunas de las series en manos de los jóvenes escritores Roy Thomas, Denny O’Neil y Gary Friedrich.

El éxito de Marvel acabó llamando la atención de Perfect Film & Chemical Corporation, posteriormente conocida como Cadence Industries, que compró la compañía a Martin Goodman en 1968, aunque lo mantuvo como presidente hasta 1972.

Los nuevos dueños pronto mostraron interés en convertir a Marvel en la principal editorial de cómics estadounidense, invirtiendo en una nueva distribuidora, aumentado la plantilla y el número de títulos publicados. Con la intención de evitar la dependencia de los superhéroes se apostó por géneros como el terror, el humor adolescente, el salvaje oeste y la ciencia ficción.

El objetivo era saturar el mercado y acabar con las pequeñas y medianas editoriales, pero una serie de factores como la inflación, la crisis del petróleo y la aparición de otras aficiones entre los más jóvenes condujeron a una caída de ventas que amenazaba con acabar con la propia industria del cómic.

A pesar del espectacular crecimiento de Marvel, los ejecutivos fueron reticentes tanto a aumentar el equipo editorial como a mejorar la remuneración de escritores y artistas.

Eso llevó a una sucesión de redactores jefe: Roy Thomas, Len Wein, Marv Wolfman, Gerry Conway y Archie Goodwin tomaron y abandonaron el puesto a lo largo de seis años, generalmente por el volumen excesivo de trabajo, la presión de los ejecutivos y la negativa de estos a modificar el sistema de trabajo. Además, Stan Lee fue abandonando los guiones en favor de un puesto más ejecutivo, mientras que Jack Kirby dejó de dibujar para la compañía y saltó a DC Comics.

Hacia 1978 la situación comenzó a mejorar. El mercado directo supuso una nueva forma de vender cómics y reducir costes.

La llegada de Jim Galton al sillón de presidente de Marvel y el nombramiento de Jim Shooter al puesto de redactor jefe trajo estabilidad a la editorial.

La Marvel de los años 80.

 

En los años 1980 el redactor jefe de Marvel era Jim Shooter. A pesar de su controvertida personalidad, Shooter supo manejar y remediar muchos de los errores que Marvel cometía, que incluían incumplimientos de fechas de publicación, provocando un cierto renacimiento creativo en la empresa. Este incluyó institucionalizar los derechos de los creadores, comenzando con el sello editorial Epic Comics, primero en el que los materiales seguían siendo propiedad de los autores, en el año 1982.

En 1981 Marvel adquirió el estudio de animación DePatie-Freleng Enterprises que había creado a los famosos Looney Tunes bajo la dirección del animador Friz Freleng y su socio David H. DePatie. El estudio fue renombrado como Marvel Productions Ltd. y comenzó a producir series televisivas de dibujos animados como G.I. Joe, The Transformers y Jem e incluso los Muppet Babies de Jim Henson.

Ronald Parelman compra Marvel.

 

El año 1988 Marvel Comics fue comprada por el conglomerado empresarial Andrews Group, que formaba parte del imperio empresarial del magnate Ronald Perelman. La empresa seguía siendo una de las primeras editoriales de cómics y contaba con artistas estrella como Todd McFarlane, Jim Lee o Rob Liefeld, que habían catapultado las ventas de títulos como Spider-Man, X-Men y X-Force.

Los problemas comenzaron en 1991, cuando los artistas estrella de Marvel se marcharon a crear una nueva editorial, Image Comics, que logró hacerse un hueco en la competitiva industria del cómic. La aparición de Valiant, una editorial dirigida por el antiguo redactor jefe de Marvel, Jim Shooter, hizo peligrar aún más el estatus existente.

Marvel intentó combatir ampliando sus negocios más allá de los cómics, invirtiendo en compañías jugueteras como Toy Biz, de pegatinas como Panini y de cartas coleccionables como Fleer y SkyBox.

Sin embargo, la jugada más importante fue la adquisición a mediados de la década de su propia distribuidora, Heroes World Distribution, que iba a ser la encargada de mover en exclusiva los millones de ejemplares que Marvel publicaba mensualmente. Sin embargo, Heroes World demostró no tener la infraestructura necesaria para manejar tal volumen de material, lo que se sumó a una crisis por saturación de la industria del cómic, lo que supuso un periodo de caída de ventas masiva.

La llegada de Joe Quesada.

 

Tras haber afrontado la bancarrota, el nombramiento del dibujante Joe Quesada como nuevo redactor jefe y el éxito de las primeras películas de Marvel dieron un respiro a la editorial.

Quesada dio un giro a la editorial que se tradujo en el abandono del Comic Code Authority (un código de conducta), nuevos formatos de impresión y nuevas líneas editoriales tales como MAX (dedicada a los lectores adultos), Marvel Age (para audiencias más jóvenes) o Ultimate Marvel (nuevas versiones de sus héroes, libres del peso de la continuidad). Esta etapa concluyó en 2011.

Durante esta década, Marvel ha intentado adecuarse a los tiempos, razón por la cual creó su propia wiki en 2006, seguida un año después por un archivo digital con varios miles de cómics disponibles para su visualización a través de una suscripción anual o mensual, Marvel Digital Comics Unlimited.

 

SI DESEAS CONOCER MÁS SOBRE LA HISTORIA DE MARVEL, NO DEJES DE LEER:

 

MARVEL COMICS. SU HISTORIA, PARTE 1.

MARVEL COMICS. SU HISTORIA, PARTE 2.

MARVEL COMICS. SU HSITORIA, PARTE 3.

MARVEL COMICS. SU HISTORIA, PARTE 4.

TE RECOMENDAMOS LOS SIGUIENTES LIBROS DE DC Y DE MARVEL COMICS COMICS QUE PODRÁS ADQUIRIR EN AMAZON.

 

Historia Del Universo Marvel. Edición De Lujo
MARVEL. La enciclopedia: Prólogo de Stan Lee
MARVEL. Grandes Cómics: 100 cómics que crearon un universo
DC COMICS. La Enciclopedia (nueva edición): Nueva edición (DC Cómics)
38,00 EUR
28,40 EUR
28,45 EUR
28,45 EUR
Historia Del Universo Marvel. Edición De Lujo
38,00 EUR
MARVEL. La enciclopedia: Prólogo de Stan Lee
28,40 EUR
MARVEL. Grandes Cómics: 100 cómics que crearon un universo
28,45 EUR
DC COMICS. La Enciclopedia (nueva edición): Nueva edición (DC Cómics)
28,45 EUR

Salir de la versión móvil