LICENCIAS DE PERSONAJES DE MARVEL.1970-ACTUALIDAD.

LAS LICENCIAS DE LOS PERSONAJES DE MARVEL

 

CONOCE DE PRIMERA MANO LAS LICENCIAS QUE HA REALIZADO MARVEL CON SUS PERSONAJES.

 

Si eres dibujante, ilustrador, guionista, entintador (inkers), colorista o simplemente un gran fan de Marvel estamos seguros que esta publicación te puede interesar.

Marvel, una de las empresas de producción de comic de mayor prestigio y relevancia, ha creado desde 1939 hasta la actualidad multitud de personajes entre los que se encuentran  Iron Man, Spider-Man, Hulk, Deadpool, Thor, los X-Men y los Cuatro Fantásticos. Adquirida por The Walt Disney Company en 2009, Marvel también ha ido creciendo su presencia en el sector del entretenimiento a través de sus películas y el universo cinematográfico creado alrededor de sus personajes.

No es de extrañar que precisamente por esto uno de los principales activos de esta empresa sea sus bienes intangibles. Por ello, Marvel protege sus derechos de autor, así como sus marcas, los cuales tienen un gran valor en el mercado.

SI QUIERES SABER MÁS SOBRE DERECHO Y COMICS O SOBRE LICENCIAS DE PERSONAJES DE COMICS, TE RECOMENDAMOS:

LAS LICENCIAS DE LOS PERSONAJES DE DC.

¿CÓMO PROTEGER UN PERSONAJE DE COMIC?

EL COMIC: PROBLEMAS JURIDICOS.

DERECHO Y COMICS: RELACIÓN

 

LOS DERECHOS DE AUTOR Y MARCAS

 

Marvel, como compañía con una gran cantidad de activos intangibles ha ido protegiendo sus creaciones a través de los derechos de autor y a través de las marcas.

Los comics de Marvel siempre se basan en la idea de la lucha del bien y el mal, esto no podría ser protegible mediante los derechos de autor. No obstante, los personajes (su historia, trayectoria, personalidad y diseño) sí que pueden ser protegibles bajo el paraguas de la propiedad intelectual. Lo mismo ocurre con las marcas, dado que estos personajes sirven para indicar el origen comercial (por cuanto si uno ve Capitán América automáticamente asocia esto con la entidad de Marvel), así como su nombre y logo.

Como titular de estos derechos de propiedad intelectual Marvel ha sabido aprovechar la ventaja que estos derechos ofrecen. Una forma de hacerlo es precisamente a través de las “licencias”, lo cual permite adquirir ventajas competitivas, así como ganar dinero. Permitiéndoles así explotar el valor comercial de estos personajes. Desde finales de la década 1970 hasta los inicios de la década de 1990, la estrategia de Marvel de concesión de licencias le permitió llevar sus personajes más allá de los cómics a múltiples formatos audiovisuales, como largometrajes, series de televisión y videojuegos.

 

¿QUÉ SON LAS LICENCIAS?.

 

Las licencias son acuerdos que permiten al titular de un derecho de propiedad intelectual permitir el uso de su derecho a un tercero. Este tipo de acuerdos pueden plantear multitud de estrategias dependiendo de las necesidades que se tenga.

Este tipo de acuerdos sirven para permitir que un tercero pueda explotar ese derecho. Por ejemplo, en vez de fabricar uno mismo los juguetes de un personaje de comic se realiza un acuerdo con una empresa que fabrica juguetes por el que le otorga una licencia para que pueda explotar tu derecho a cambio de una contraprestación económica.

En este tipo de acuerdos lo que se suele establecer es el territorio (pudiendo establecer un territorio concreto o a nivel mundial), duración (establecer que das unos años predeterminados para su explotación o, como en uno de los acuerdos que veremos más adelante, establecer una condición por la que puede terminar la duración), establecer si le otorgas una cesión exclusiva o no exclusiva.

La diferencia entre una cesión exclusiva o no es abismal.

  • Si se pacta cesión exclusiva el cesionario es el único con la facultad para explotar la obra de conformidad con los derechos concedidos a través del contrato y durante el tiempo pactado. Esta exclusividad impide a todas las demás personas, incluso al cedente-autor, explotar la obra, aun siendo este último su creador.
  • Si se pacta cesión no exclusiva el cedente-autor puede realizar otros contratos de cesión, incluso sobre los mismos derechos objeto del contrato que firmó y explotarlos por su propia cuenta. Este tipo de cesión no siempre es aceptado por la otra parte, pues implica que otras personas también podrán explotar la obra.

Por lo tanto, la cesión exclusiva incluye incluso al propio autor. Por lo que es muy importante tener este aspecto en cuenta.

Ahora bien, los derechos patrimoniales de los derechos de autor otorgan unas facultades para explotar económicamente tu obra.

Ese conjunto de facultades se pueden negociar en este tipo de acuerdos. Por ejemplo: puedes realizar una cesión exclusiva pero del derecho de transformación de tu obra pero sólo en el ámbito cinematográfico.

Al final es el titular de estos derechos el que puede jugar con la estrategia que mejor le convenga.

Asimismo, también el titular de estos derechos puede ceder la totalidad de estos derechos (es decir, como si fuera una transmisión), no obstante, en la normativa europea, a diferencia de otros países, hay unos derechos que no pueden ser transmisibles. Estos son los derechos morales.

LICENCIAS DE MARVEL.

 

Una vez explicado este apartado algo más jurídico, vamos a entrar en la parte más interesante.

¿Alguna vez os habéis preguntado por qué cuando vemos algunas películas del Universo de Marvel ciertos personajes no aparecen?

Los vemos los comics juntos pero cuando se trata del sector cinematográfico ¿Por qué Wolverine no estuvo con los vengadores? La razón de todo esto tiene que ver precisamente con lo que se explicó arriba, con estos acuerdos de explotación.

Cada personaje de comic de Marvel genera unos derechos los cuales, como se señaló más arriba, pueden explotarse como mejor se considere. Para entender por qué Marvel cedió parte de esos derechos de algunos de sus personajes tenemos que remontarnos un poco en la historia. Marvel no siempre fue la gran empresa fuerte y con gran valor económico que es ahora. En 1996 por ciertos factores se tuvo que declarar en bancarrota.

Al encontrarse en perdidas, la forma que encontró Marvel para intentar solventar esta situación financiera fue vender o licenciar los derechos de sus personajes. Por ejemplo Blade se fue a New Line Cinema y  X-Men a Fox. También se dieron situaciones en las que ocurría que dos empresas eran cotitulares de derechos de personajes de Marvel. Un ejemplo de esto es el personaje de Hulk en el que Universal tiene los derechos de distribución de este personaje, mientras que Marvel tiene los demás derechos.

Otro ejemplo de cotitularidad era con Quicksilver y Scarlet Witch. Puesto que estos personajes eran parte del universo de los X-Men pero también eran parte de los Avengers (Vengadores).

Por eso, en la película de los Vengadores: Era de Ultron, podían aparecer estos personajes, pero no se les podía llamar mutantes (de ahí que utilizaran otro término para referirse a estos personajes en la película).

SPIDERMAN.

El caso de Spiderman fue un caso curioso. Cannon Films (actualmente inexistente) compró los derechos de Spider-Man a Marvel Comics con la condición de devolverlos si no estrenaban ninguna película antes de los 90. La compañía cayó en picado y tuvo que recurrir a la venta, siendo comprada por otro estudio que también quebró. El por entonces dueño de Cannon, Menahem Golan, montó una empresa nueva, 21st Century Films, y vendió los derechos de distribución de Spiderman por separado (TV, cine y video doméstico) a tres firmas.

Esto llevó a todo una telenovela de demandas entre Marvel, Menahem Golan y las empresas involucradas que fue un durísimo golpe financiero nuevamente para la editorial de superhéroes. Tal es así que no le quedó otra que empezar a vender las licencias para cine de sus franquicias. Y ahí es cuando entra Sony Pictures.

Al principio Sony supo explotar bien el personaje (con los films dirigidos por Sam Raimi) pero tras unos fracasos en taquilla seguidos del “reboot” de la franquicia, Sony se veía en una situación complicada con el mítico personaje. La razón por la que pudimos disfrutar de Spider-man en el Universo de Marvel ha sido principalmente por un acuerdo entre Sony y Disney.

A través de este acuerdo compartirían los derechos del personaje (siendo Sony la gran beneficiada, claro) a cambio de incluir a Spider-man dentro del Universo Cinematográfico de Marvel (UCM) y conseguir así sacarle el partido que se merece al personaje. El trato permitía a Sony, además de ser distribuidora, tener control creativo en las películas del UCM donde Spider-Man sea el protagonista, mientras Disney también se convertía en distribuidora.

OTROS PERSONAJES DE MARVEL

 

LICENCIAS MARVEL

A veces, este tipo de acuerdos están condicionados a un límite temporal así como a si se hace uso del personaje. El caso más significativo fue el supuesto con Daredevil en el que la Fox tenía los derechos de este personaje y por el precisamente luego volvieron a Marvel.

Asimismo, Fox tenía los derechos de los 4 fantásticos, y por ende, de Galactus, Silver Surfer, Negative Zone, Eyeless, Agatha Harkness y The Watcher. Curiosamente, de los personajes de los 4 Fantásticos que comparten Marvel Studios y Fox son los Kree y los Skrulls, pero Fox tenía exclusividad con los Super-Skrulls.

FUTURO DEL UNIVERSO MARVEL

 

Al lazarse al mundo cinematográfico y crear el rico universo inspirado en sus comics, Marvel ha ido intentando recuperar los derechos de ciertos personajes, ya fuera el caso de comprándolos (como es el caso de la reciente adquisición de Fox), como sus diversos intentos de adquirir en exclusividad a Spider-Man.

No obstante, a pesar de su gran crecimiento, Marvel Studios todavía está obligada por acuerdos previos de concesión de licencias para el cine y, por tanto, no puede utilizar fácilmente todos sus superhéroes de primera fila para recrear algunas de las batallas épicas características de los cómics del universo Marvel.

A pesar de la lucha por los derechos de estos personajes, Marvel ha reunido en sus películas un elenco de superhéroes que se han convertido en la mayor fuerza cinematográfica de la última década, sin duda gracias a unos fans ansiosos de ver éstos personajes en la gran pantalla.

 

]

 

error: Content is protected !!