LA GAMIFICACIÓN Y LOS VIDEOJUEGOS

 

LA GAMIFICACIÓN Y LOS VIDEOJUEGOS 

El desarrollo de la gamificación en la industria de los videojuegos.

Esta técnica apareció por primera vez en el mundo de los videojuegos, allá por el 2008; presentándose como una herramienta de aprendizaje que se podía aplicar a esa industrial. ¿El objetivo?, potenciar el rendimiento, la productividad y la motivación de los jugadores a través de la implementación de metas y objetivos específicos. De hecho, compañías como Correos, BBVA o Samsung, ya han implementado esta técnica de aprendizaje, obteniendo con ella muy buenos resultados. Sin embargo, no podemos obviar el hecho de que con el avance de las nuevas tecnologías y la necesidad (incentivada por la pandemia) de estar entretenidos, el incremento del uso de los videojuegos ha sido abrumador; creciendo su popularidad en todo el mundo.

Si durante sus inicios las dinámicas de los videojuegos se basaban en competir contra otros Gamers, hoy en día tecnologías tales como la Realidad Virtual permiten a los jugadores disfrutar de una experiencia totalmente diferente, permitiéndoles sentir, ver, experimentar y estar más conectados con el resto de los jugadores. Pero no solo eso, sino que además este tipo de nuevas tecnologías permiten aplicar técnicas de aprendizaje como la gamificación en el mundo de los videojuegos. 

Pero, ¿por qué es importante la gamificación en el mundo de los videojuegos?

Ejemplos de la aplicación de esta técnica de aprendizaje en el mundo de los videojuegos. 

La técnica de aprendizaje llamada gamificación ha llegado pisando fuerte y con ganas de quedarse, sobre todo, en el mundo de los videojuegos.

Ahora bien, la gamificación ha estado presente en míticos juegos como Doom, lanzado en 1993 para PC, en donde los jugadores tenían desafíos opcionales que les ofrecían retos interesantes: como matar a todos los monstruos, recoger todos los ítems del nivel, acceder a todos los escenarios secretos y completar los niveles en el menor tiempo posible. El objetivo principal del juego era completar los niveles, pero con esos retos, muchos jugadores repetían incluso más de dos veces cada nivel hasta completar el 100%.

Otro ejemplo de más actual de la implementación de esta técnica, es el ya conocido mundialmente como el Clash Royale, videojuego que ha conseguido fidelizar a más de 27,4 millones de jugadores alrededor del mundo, gracias a su sistema de recompensas a través de la obtención de “copas”. Luego, el juego es simple; consiste en ganar una batalla, momento gracias al cual el jugador obtiene un premio y ocupa un determinado puesto en una tabla de clasificación en la que también se encuentran sus rivales. Además, existen extras, como los cofres, y desafíos que incentivan a los jugadores a dar lo mejor de sí en cada partida.

Por otra parte, también resulta imprescindible destacar el famoso Fortnite, el cual ha conseguido fidelizar a más de 200 millones de jugadores. En este caso, se trata de conseguir recompensas de todo tipo, con el objetivo claro de motivar a los jugadores a ir superándose hora tras hora.

En definitiva tenemos que tener en cuenta que,  los videojuegos no solamente nos divierten sino que, además, nos permiten aprender, nos ayudan a comunicarnos de una manera totalmente diferente y nos permiten ser más resolutivos.  Esto último es lo que favorece el uso de este tipo de técnicas de aprendizaje ya que es una manera de incentivar, motivar y recompensar la resolución y la superación de todo tipo de obstáculos. Circunstancias que, además, son extrapolables al mundo real.  Luego, si desde pequeños a través del uso de los videojuegos somos capaces de ampliar nuestras capacidades a la vez que mejorar nuestras habilidades sociales con otros individuos el resultado no puede ser otro que una mejora a nivel social.

Por otra parte, dentro del marketing, este tipo de técnicas son utilizadas para posicionar la marca en el mercado y así sobresalir respecto de la competencia. De tal manera que, ahora la cuestión que nos planteamos es si es posible retener clientes a través de la gamificación de los videojuegos. Y, la respuesta, es claramente afirmativa. ¿Cómo?, pues a través de la creación de un hábito incorporando desafíos diarios o semanales; de este manera, se genera en los jugadores una necesidad de conseguirlos y de estar pendientes de los objetivos nuevos. Además, es importante la idea de que los jugadores sientan que, pase lo que pase, avanzan y que sepan dónde están y cuánto le falta para alcanzar su objetivo final. Asimismo, es imprescindible la existencia de recompensas, ya que todo esfuerzo debe verse recompensado, a la vez que resulta positivo la posibilidad de que el jugador pueda seleccionar los restos a los que quiera enfrentarse, permitiéndole saber a cual de ellos debe darle prioridad.

El aprendizaje basado en juegos, cuyo término en inglés es Game-Based Learning (GBL), implica el uso de juegos como herramienta de apoyo al aprendizaje, la asimilación o evaluación de conocimientos. Por su parte, la gamificación se basa en incorporar dinámicas o mecanismos de juego (puntos, rankings, insignias, reglas de juego, etc.) a procesos que de por sí no son muy “jugables”, valiéndose de la predisposición psicológica del ser humano para participar en juegos.

Ahora bien, la realidad es que el ámbito de aplicación de la gamificación es muy amplio ya que es posible aplicarlo con fines sociales, como por ejemplo para concientizar sobre la importancia de preservar nuestro medio ambiente, en el ámbito educativo para mejorar el proceso y la motivación de aprendizaje, como en el ámbito empresarial, ya sea a nivel interno de la organización para mejorar la productividad o formar a los trabajadores de manera amena, así como a nivel externo para establecer un canal de comunicación con los clientes. El objetivo de la gamificación puede ser reforzar o modificar el comportamiento de los usuarios.

Algunos casos de éxitos en donde el marketing ha jugado un papel importante.

Un caso de éxito en videojuegos para el marketing fue el de Magnum Pleasure Hunt: Across the Internet de la empresa Unilever, el cual tenía como objetivo reforzar los atributos de la marca en sus consumidores, es decir, placer y lujo. En este caso el juego consistía en que la protagonista avance por diferentes escenarios superando desafíos en diferentes contextos muy lujosos y con el fin único de capturar todos los bombones Magnum para obtener el máximo placer. Según Advergaming.info, la campaña tuvo más de siete millones de jugadores y un tiempo promedio de uso de 5 minutos. Es más, su hashtag fue Trending Topic en el mismo día de su lanzamiento. Tanto fue el éxito que su segundo juego Magnum Pleasure Hunt: Across the Globe duplicó su repercusión, llegando a generar más de 15 millones de impresiones vía Twitter, Facebook y blogs.

Otro caso de éxito fue el de Starbucks Reward, un programa de fidelización que llegó hace muy poco a Chile y que fue uno de los mejores.  Según las cifras de Wikinvest.com, el programa registró un récord histórico en su implementación. En un año la empresa logró aumentar los ingresos en $2.65 billones de dólares, que los ejecutivos atribuyen principalmente al programa. Starbucks Rewards consistía en juntar “estrellas” (puntos) que luego se podían traducir en descuentos o café gratis, y más beneficios el día de un cumpleaños. Con este sistema se fomenta la competitividad, ya que los puntos otorgan un status. Al alcanzar el Gold Level se adquiere una tarjeta dorada, es decir, la representación física del status que significa consumir esta codiciada bebida. Al mismo tiempo, Starbucks se ha hecho cargo de lo que reflejan las redes sociales. Todos quieren compartir una foto de su tarjeta dorada para ser reconocidos dentro de esta elite. Otro elemento que ayudó a este éxito fue la app que desarrollaron como parte del programa. Esta aplicación permite revisar cuántas estrellas tienes acumuladas, hacer pagos y encontrar la cafetería más cercana.

Otro ejemplo, es el de Chupa Chups quien aprovechó su 60 aniversario para hacer varios sorteos a través de un mini juego llamado Tocar la Flauta Forever que han desarrollado en su propia web, el cual permite que los consumidores prueben suerte con los códigos que entran en el palito del Chupa Chups. De tal manera que premian a los que compran Chupa Chups dándoles la posibilidad de conseguir una recompensa al ingresar el código que está grabado en el palo. Si no te toca ningún premio, te dan ventajas para el mini juego. Además, si en el mini juego pierdes las tres vidas que te dan, te dan la opción de compartir a través de Facebook o Twitter para conseguir una vida extra. Y por si fuera poco, los viernes ofrecen una ventaja de “vidas ilimitadas” o “puntos dobles” cada partida.

En la misma línea, sea ha desarrollado una nueva app denominada WHAFF. Se trata de una forma muy interesante de conseguir algo de dinero descargando y jugando a juegos para móviles, viendo vídeos y realizando encuestas. En general, conseguir créditos es sencillo, pero algunas acciones requieren mucho tiempo y otras te dan pocos fondos. Cuando descargas un juego, tienes la posibilidad de seguir ganando créditos por acciones como “jugar durante dos horas”, “subir a cierto nivel”, “compartir el juego con un amigo”…

La realidad es que muchas empresas están empezando a implementar este método, es decir, un sistema de puntos que permite al consumidor obtener un mayor número  por cada compra para después canjearlos por productos con la famosa “tarjeta de socio”.

Ahora bien, ¿cuál es la diferencia entre los videojuegos y la gamificación?.

Hasta el momento hemos visto como ambos son perfectamente compatibles. Sin embargo, el hecho de que puedan complementarse no implica que sean sinónimos ni que no puedan existir de forma separada. De hecho, la principal diferencia que podemos apreciar entre un videojuego y la ramificación es que el primero es un juego como tal desde el primer momento, es decir, quien quiera jugar lo hará con el fin último de entretenerse. Luego, es totalmente independiente de los objetivos de la marca. Sin embargo, una actividad “gamificada” convierte una tarea rutinaria en una más entretenida. En el caso de Starbucks al que hemos hecho mención con anterioridad, comprar el mismo café de siempre ahora tiene desafíos y recompensas. Lo que implica que el consumidor sienta que por hacer lo mismo que antes, ahora puede ganar algo.

Finalmente, un videojuego no es mejor que una actividad gamificada o viceversa, sino que cada uno tiene un fin propio que puede ser igual de exitoso dependiendo el enfoque y del público. El éxito en la aplicación de estos recursos radica en tener claras estas definiciones desde el planteamiento inicial ya que solo de esta forma las lógicas se desarrollarán en función de lo que corresponde. Luego, a diferencia del advergaming, la gamificación como técnica de marketing no suele suponer un coste o trabajo elevado, sino que estamos más bien ante un método de mercadotecnia interna, que busca motivar a los usuarios para que se fidelicen aún más con la marca o producto. De hecho, en prácticamente todos los establecimientos donde compramos productos hay algún sistema de gamificación, siendo la más frecuente la tarjeta de socios. Sin embargo, lo más relevante para que esta técnica sea efectiva, es crearle una necesidad atractiva al usuario ofreciéndole una recompensa jugosa a cambio de realizar una o varias actividades. Lo mejor es que es un método que puede emplearse en cualquier tipo de negocio, ya sea una eCommerce, una tienda de juguetes, moda, electrónica… Siempre va a haber una amplia gama de posibilidades de ofrecer recompensas al consumidor a cambio de algo.

En definitiva, los videojuegos no dejan de ser una aplicación más de esta técnica de aprendizaje que permite a los usuarios no solo ir superando cada reto sino también avanzar en las relaciones con otros jugadores.

Además de esta publicación, te recomendamos leer las siguientes publicaciones:

DERECHO DE LOS VIDEOJUEGOS – ¿QUÉ ES?

EULA: LICENCIA FINAL CON EL USUARIO Y VIDEOJUEGOS.

Fuentes Utilizadas:

https://www.net-learning.com.ar/blog/infografias/gamificacion-y-aprendizaje-basado-en-el-juego-en-que-se-diferencian.html

https://blogsterapp.com/es/gamificacion-en-videojuegos/

https://blog.ida.cl/diseno/diferencias-gamificacion-videojuegos/

https://www.net-learning.com.ar/blog/infografias/gamificacion-y-aprendizaje-basado-en-el-juego-en-que-se-diferencian.html