INTELIGENCIA ARTIFICIAL Y VIDEOJUEGOS. PARTE 1

INTRODUCCIÓN A LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL EN EL SECTOR DE LOS VIDEOJUEGOS.

En esta publicación veremos qué es la Inteligencia Artificial, acercando el concepto a la industria de los videojuegos. También conocida como IA, la Inteligencia Artificial es sinónimo de propulsión tecnológica y fomento de la innovación. Es decir, a medida que iba desarrollándose la tecnología y la innovación, la Inteligencia Artificial iba creciendo hasta alcanzar y superar límites inimaginables. Aunque el concepto no sea reciente, sí que es actualmente cuando se encuentra en su máximo apogeo.

Esta Inteligencia Artificial de la que hablamos ha sido capaz de crear o fundar robos inteligentes, capaces de llevar a cabo actividades que los seres humanos hacen en su día a día o en sus puestos de trabajo como son operar, conducir o cocinar. Sin apenas margen de error, la Inteligencia Artificial ha llegado para ayudarnos en nuestro día a día.

Algo impensable como que un robot nos operara hace unos años ahora es algo más que habitual e, incluso, que nos cocine el menú semanal. O, por ejemplo, la confección tras invertir Inteligencia Artificial en automóviles, creando algunos vehículos autónomos sin necesidad alguna de que haya un conductor para su funcionamiento.

Aparentemente, todo lo relacionado con la tecnología y la innovación comporta ventajas, pero también hay quienes critican esta Inteligencia Artificial y es que existen algunas controversias relacionadas con la perspectiva moral y jurídica pues, ¿Quién responde del error llevado a cabo por un robot?.

En esta publicación veremos cómo la Inteligencia Artificial dentro del marco del gaming y de los eSports ha ayudado o cooperado a su expansión. Para ello, daremos un concepto de Inteligencia Artificial y posteriormente nos centraremos en esta gran industria.

Indudablemente, la Inteligencia Artificial puede ayudarnos en nuestras vidas, pero para ello es necesario que se resuelvan todas las controversias jurídicas existentes como son las lagunas que existen en la normativa, pues es una materia que ni tan siquiera está regulada en una ley.

Si deseas conocer la Inteligencia Artificial en el sector de los videojuegos y de los deportes electrónicos te invitamos a que sigas leyendo.

 

¿QUÉ ES LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL (IA)?

Antes de comenzar a desgranar la Inteligencia Artificial en la industria de los videojuegos y de los deportes electrónicos, es necesario que ofrezcamos una definición óptima de lo que se entiende por Inteligencia Artificial.  Dentro del campo de las ciencias, podemos definir este concepto como aquella facultad de razonamiento que tiene un ser que no tiene vida, como es una herramienta, un dispositivo o un robot.

Que estos dispositivos tengan Inteligencia Artificial supone que en ciertas actividades las máquinas se coloquen a la par de los seres humanos o mejoren incluso la eficiencia y el margen de error de las personas. Se trata de un concepto que, aunque el boom sea el que está teniendo hoy en día, ya Aristóteles habló de él. Incluso John McCarthy la utilizó en los años cincuenta en el campo de la informática.

Esta Inteligencia Artificial coloca a las máquinas a la par que los seres humanos desde la perspectiva del pensamiento humano y del sistema nervioso. Además, imitan en algunos casos el comportamiento del hombre llegando incluso a pensar de un modo racional.

Algo impensable hasta hace unos años, ¿verdad?

En efecto, la Inteligencia Artificial permite que las máquinas nos ayuden a desarrollar actividades con una precisión y una efectividad mucho mayor que la que tendría un ser humano y es que el margen de error es inferior.

En verdad, la Inteligencia Artificial ya era pasado y ahora es presente, pero es que consideramos que será en el futuro cuando realmente se vea su inclusión en nuestra vida diaria.

¿QUÉ ES LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL EN LA INDUSTRIA DEL GAMING?

Teniendo claro el concepto genérico de Inteligencia Artificial, ahora lo trasladaremos a la industria de los videojuegos, en donde lo que haremos es aplicar esas técnicas pertenecientes a la Inteligencia Artificial encaminadas a diseñar el comportamiento de los personajes de los títulos o videojuegos.

Aunque nos gustaría que todos los desarrolladores tuvieran la oportunidad de aplicar la Inteligencia Artificial, eso no es factible ya que el coste de su introducción en los videojuegos es bastante alto. Ahora bien, si se llega a utilizar, no sólo compromete el comportamiento de los personajes, sino que su uso va mucho más allá, puesto que permite diseñar mapas o niveles imposibles de crear sin esta Inteligencia Artificial.

Si deseas conocer más sobre la aplicación de la Inteligencia Artificial en la industria del gaming y de los eSports, sigue leyendo. ¡Te sorprenderá!

SUS ORÍGENES EN EL GAMING

La Inteligencia Artificial antes de implantarse en el mundo de los videojuegos y de los deportes electrónicos apareció en el ajedrez. ¿Cómo puede ser eso?

Si conoces el algoritmo correcto, ganarás incluso a los más grandes maestros del ajedrez. Cuando iniciamos una partida hay un sinfín de continuaciones, con movimientos distintos. Sería el algoritmo Minimax el que atendiendo a tu paso previo te indique cual es el movimiento ideal  a llevar a cabo para terminar ganando la partida. Sin embargo, no es justo que una persona compita con otra que a través de un algoritmo te gane. Y es que este algoritmo debe de ser entendido como una  mera ayuda, puesto que no existe una fórmula óptima que te diga cómo ganar al 100% la partida.

SU APLICACIÓN EN LA INDUSTRIA DEL GAMING.

En 1980 saldría al mercado el videojuego Rogue en donde implementarían Inteligencia Artificial. El videojuego se desarrolla en una mazmorra la cual va variando en cada partida como consecuencia de la utilización correcta de la Inteligencia Artificial.

Posteriormente y gracias a la aceptación que tuvo este videojuego en la industria, se crearía un subgénero denominado roguelike el cual actualmente conocemos como juegos procedurales.

En esta categoría de videojuegos se desarrolla el título de forma automática con la utilización de algoritmos, tal y como sucede en Minecraft o No Man’s Sky. Actualmente se utiliza en una parte del desarrollo del videojuego, puesto que el contenido que se desarrolla con estos algoritmos es susceptible de ser reconocido por un jugador experto.

Por otro lado, la Inteligencia Artificial resulta de aplicación en los videojuegos deportivos, en donde a la vez que evolucionaban las creaciones del gaming también avanzaba la Inteligencia Artificial.

Con esta Inteligencia Artificial una de las cosas que se realiza es la creación de los equipos y jugadores con un grado de similitud muy elevado al personaje real. Es decir, Sergio Ramos o Cristiano Ronaldo deben de tener un parecido muy alto entre el personaje del videojuego y el ser humano que todos conocemos por las redes sociales.

El problema de la introducción de la Inteligencia Artificial en todo este sector es el gran coste que conlleva su uso, por lo que muchas veces solo vemos su implementación en aquellas empresas que pueden costeárselo. Está claro que la Inteligencia Artificial se desarrolla a la par que los videojuegos, aunque por desgracia no todos los desarrolladores tienen la suerte de poder implementarla en sus títulos.

Si se abaratará el coste de esta Inteligencia Artificial estamos seguros de que surgirían nuevos conceptos en la industria del gaming y de los eSports, ya que es un sector abierto a cualquier cambio. Este trayecto acaba aún de comenzar, sólo hay que esperar para ver cuál es el camino que eligen en la aplicación de esta Inteligencia Artificial a esta industria del entretenimiento.

 

EL EQUILIBRIO DE LOS VIDEOJUEGOS GRACIAS A LA IA.

A cualquier jugador le gusta que las partidas sean lo suficientemente interesantes como para decidir continuar jugando tras la primera. Algunos de estos jugadores desean tener que exprimir su intelecto con el fin de ganar la partida.

Si aplicamos Inteligencia Artificial a un videojuego, podemos complicarlo tanto como gustemos. Sin embargo, y en nuestra opinión, debe de haber un equilibrio óptimo en el que el desafío y la habilidad se posicionen a la par.

Es decir, en una balanza debe de haber un equilibrio si queremos atraer al jugador. Aunque parezca sencillo, a los desarrolladores de videojuegos esto les trae de cabeza y es que, si se pasan, pueden crear un título imposible y si no introducen la suficiente Inteligencia Artificial, el videojuego será demasiado sencillo.

Además, la jugabilidad, dificultad o incluso la crítica sobre un videojuego depende del usuario, de tal manera que tiene un alto grado de subjetividad. Para superar todo esto, los desarrolladores crean estrategias en donde valoran el perfil medio de los jugadores.

Más bien deciden a quién quieren llegar y cómo, por lo que adaptan gracias a la Inteligencia Artificial el videojuego a cada jugador con herramientas y habilidades especiales o con elementos en el mapa peculiares.

Pero como os decíamos y pese a que esta estrategia se lleve a cabo correctamente la diferencia entre fácil y difícil es algo tan subjetivo que dependiendo a qué jugador le preguntes la respuesta será diferente.

La Inteligencia Artificial debe de ser pulida en este sentido por cuanto tiene que dar una respuesta técnica a todos los patrones que puedan existir. Realmente esto es muy difícil ya que cada usuario es un mundo, por lo que las decisiones que sus creadores tomen pueden afectar a la progresión del propio título en una industria cada vez más competitiva.

 

CONCLUSIONES  SOBRE INTELIGENCIA ARTIFICIAL Y LOS VIDEOJUEGOS.

Como vemos, la industria del gaming y de los eSports está amparada por esta Inteligencia Artificial que nos permite crear proyectos increíbles. Sin embargo, esta Inteligencia Artificial también puede ocupar nuestros puestos de trabajo, de manera que no necesitemos al ser humano, solo a un robot.

La Inteligencia Artificial trae consigo tanto ventajas como desventajas, aunque en el caso de los videojuegos parece indicar que el porcentaje de críticas positivas es muy superior a las negativas.

En nuestra opinión, la Inteligencia Artificial debe de ser entendida como algo positivo en tanto en cuando mejora la calidad de los títulos, ya sean sus gráficas, su banda sonora o su jugabilidad. Es decir, que gracias a esta Inteligencia Artificial se desarrollen videojuegos hasta ahora jamás vistos.

Para ello, consideramos que es necesario que los ordenamientos jurídicos regulen ciertos aspectos básicos de esta Inteligencia Artificial, pues, aunque su creación debe de ser entendida como algo positivo, también hay posibles controversias jurídicas. Lo que está claro es que es algo realmente útil, y que, a los desarrolladores, publicistas y demás miembros de esta industria esta Inteligencia Artificial puede contribuir a un futuro mejor. No obstante, no debemos olvidar que la Inteligencia Artificial debe de ayudarnos, no sustituirnos en nuestros puestos laborales o en la vida general.

Un nuevo camino en la industria de los videojuegos y de los deportes electrónicos abierta gracias a esta Inteligencia Artificial.

Si tienes dudas de cómo aplicar la Inteligencia Artificial en tu sector, no dudes en contactar con nosotros. Estaremos encantados de ayudarte en este ámbito, pues contamos con expertos en esta temática legal.

ARTÍCULOS RELACIONADOS Y FUENTES UTILIZADAS

Además de esta publicación, ya hemos analizado la Inteligencia Artificial en otros artículos.

Destacamos las siguientes:

Si te has quedado con las ganas de saber más sobre la Inteligencia Artificial, ¡no dejaremos de sorprenderte!

Habrá nuevas publicaciones relacionadas con la materia, en donde llegaremos a relacionar la industria del gaming y de los eSports con la Inteligencia Artificial. ¡Suscríbete a nuestra web y te llegarán directamente todas las novedades a tu correo electrónico!

Las fuentes utilizadas para este artículo son las siguientes:

  • Artículos de la propia web.
  • Otras fuentes.

 

vc_row]

[/vc_row]